Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La mayoría simple bastará para aprobar en el Congreso la ley de Estabilidad

El Gobierno no aprobará la senda de reducción de déficit y de deuda hasta no haber eliminado el veto del Senado a la misma - PSOE, U. Podemos, ERC y Compromís registran juntos la reforma exprés

EP - Viernes, 24 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 15:08h

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo (EFE)

Galería Noticia

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

MADRID. El Gobierno ha informado de que no aprobará la senda de reducción de déficit y de deuda hasta no haber eliminado el veto del Senado a la misma en una modificación de la Ley de estabilidad presupuestaria.

Así lo ha confirmado la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, que ha asegurado que una vez se apruebe esa reforma se encontrarán "en condiciones de aprobar la senda y de hacer unos Presupuestos", y que hasta entonces estará "pospuesta".

Para reformar esta ley orgánica, el PSOE ha registrado una proposición de ley junto a Unidos Podemos, Esquerra Republicana y Compromís. Calvo ha informado que los grupos han solicitado la tramitación por la vía de urgencia y en lectura única.

Esto acortaría los plazos de tramitación parlamentaria a la mitad, ya que no tendría que pasar por la fase de ponencia y comisión, sino que la norma podría aprobarse únicamente en sesión plenaria. Para ello, la iniciativa deberá contar con mayoría absoluta, al tratarse de una modificación de ley orgánica.

"NUNCA SE PLANTEÓ UNA REFORMA POR DECRETO" Por otro lado, Calvo ha asegurado que en ningún momento el Gobierno barajó la posibilidad de aprobar esta reforma a través de la aprobación de un decreto ley, como sí que llegó a plantear el partido con el que el Ejecutivo pactó el cambio en la Ley de estabilidad, Unidos Podemos.

"No ha estado nunca la posibilidad de la reforma de la Ley orgánica de estabilidad presupuestaria por la vía de real decreto", ha sostenido la vicepresidenta del Gobierno, que ha declinado valorar posibles acuerdos o renuncias, dentro del marco de negociación abierta con la coalición de izquierdas.

"De momento, estamos en otro espacio: en la modificación de la Ley orgánica (de estabilidad presupuestaria), estaremos en una senda de gasto, y después entraremos en los Presupuestos", ha manifestado, antes de ofrecer su voluntad de diálogo "con todos los grupos".

"Estamos haciendo algo bastante normal en una democracia, que es intentar encontrar acuerdos para un objetivo que merece la pena, el crecimiento de nuestros Presupuestos para recuperar derechos de bienestar", ha aseverado, señalando que el Gobierno "estará dispuesto" a llegar a acuerdos con "quienes se sientan concernidos a esto".

EL VETO DEL SENADO, "EXCEPCIONAL E INENTENDIBLE" Calvo ha incidido en la importancia de poder aprobar la senda de estabilidad presupuestaria pactada por el Gobierno con la Comisión Europea, que eleva del 1,3% al 1,8% el déficit para el conjunto de las administraciones en 2019. Aun logrando el respaldo del Congreso --no lo encontró en una primera votación en julio--, el PP podría tumbar la senda al contar con mayoría absoluta en el Senado.

Una "situación excepcional e inentendible para la configuración constitucional de las dos cámaras", ha dicho la vicepresidenta, derivada de la reforma realizada por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012. Este cambio normativo otorgó al Senado una posición decisiva, pese a que en el resto de iniciativas es el Congreso el que dirime un eventual rechazo de la Cámara Alta.

"La tramitación ordinaria a la que nos aboca la Constitución y el reglamento de ambas cámaras es que las leyes vuelvan al Congreso", ha subrayado Calvo, recordando que la reforma se realizó "contra la opinión del Consejo de Estado" en su informe preceptivo.

PROPOSICIÓN DE LEY Los grupos parlamentarios socialista, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea y ERC, así como los diputados de Compromís, han registrado hoy una proposición de ley para devolver al Congreso la capacidad de levantar el veto del Senado si esta Cámara rechaza la senda de estabilidad del Gobierno.

En un comunicado, el grupo socialista ha informado de que el objetivo es volver a la situación anterior a la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria impulsada por el Gobierno del PP en 2012, de forma que si la senda de déficit y deuda no es aprobada por el Senado vuelva al Congreso, donde quedará ratificada por mayoría simple.

Se elimina así la prerrogativa que la ley da actualmente al Senado, donde la actual mayoría absoluta del PP impide al Gobierno aprobar su senda de déficit para el próximo trienio (1,8 % del PIB en 2019, 1,1 % en 2020 y 0,4 % en 2021).

En la actualidad el acuerdo del Consejo de Ministros que fija los objetivos de estabilidad presupuestaria (y que también incluye el techo de gasto del año siguiente) es votado primero por el Congreso y luego por el Senado, devolviéndose al Gobierno si alguna de las dos Cámaras lo rechaza.

La modificación permitirá hacer una segunda votación en el Congreso para sortear el eventual veto de la Cámara Alta.

"Si aprobados los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública por el Congreso, los mismos fuesen rechazados por el Senado, dichos objetivos se someterán a nueva votación en el Pleno del Congreso, aprobándose si éste los ratifica por mayoría simple", reza el artículo único de la proposición registrada, que modifica el articulo 15.6 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

"Si es rechazado, el Gobierno, en el plazo máximo de un mes, remitirá un nuevo acuerdo que se someterá al mismo procedimiento", añade el texto, en línea con lo que ya está establecido en la ley vigente.

La reforma responde al acuerdo alcanzado en la noche del miércoles por el Gobierno y Podemos para desbloquear la aprobación en el Congreso de la senda de estabilidad del Ejecutivo socialista como paso previo a la negociación de los Presupuestos de 2019.

"Con la propuesta registrada hoy se restituye la normalidad en el procedimiento legislativo que establece la Constitución Española, posibilitando al Congreso, sede de la soberanía popular, adoptar las decisiones definitivas, tal y como ocurre con el resto de la legislación", ha explicado el grupo socialista en su nota.

En opinión de los socialistas, es "un contrasentido inaceptable" que la Ley de Estabilidad Presupuestaria establezca unas condiciones de apoyo parlamentario más restrictivas que las previstas para la aprobación de la propia Ley de Presupuestos Generales del Estado, en cuyo procedimiento no existe el veto senatorial.

"No resulta lógico que el PP, con poco más del 30 % de los votos, mantenga una capacidad de veto y de bloqueo hacia las decisiones que puedan adoptar la mayoría de la representación de la ciudadanía española en el Congreso", añade el comunicado del PSOE.

El grupo recuerda además que estas consideraciones ya fueron realizadas por el Consejo de Estado en el informe adjunto a la propia tramitación de la Ley de Estabilidad de 2012.

Para el PSOE la reforma supone la posibilidad de establecer "unos objetivos de estabilidad presupuestaria compatibles con la mejora del bienestar de la sociedad española", además de abrir la puerta a la posterior aprobación de unos Presupuestos "que reviertan los recortes aplicados por los Gobiernos del PP".