Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“A Mola ya lo tienen los suyos”

el matrimonio arilla-casado, nietos de la represión, pide dignidad para sus abuelos

Un reportaje de L. Cabasés - Viernes, 24 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

el presidente de Affna-36, Jokin de Carlos, leyó una carta enviada por los nietos de dos de los asesinados, en concreto de Evaristo Pérez Luquin, médico de Burguete, y de Vicente Abad Vergara, músico de Rincón de Soto. La pareja se conoció en Madrid en los años 60, se hicieron novios y la casualidad hizo que fueran descendientes de quienes compartieron cárcel, saca y muerte en Pamplona y Valcaldera. Esta pareja, hoy es el matrimonio formado por Jesús María Arilla Pérez y Mª Teresa Casado Abad, nieto y nieta de Evaristo y Vicente, y quienes en la carta leída ayer por Jokin de Carlos en el solar de la prisión pamplonesa reclaman “dignidad para los restos vilipendiados de nuestros abuelos asesinados, Evaristo y Vicente”. Tras anunciar que los siguen y seguirán buscando, “como lo intentaron sus hijas, nuestras madres, para darles un final honorable, familiar y silencioso”, afirman que no quieren ruido innecesario, “no buscamos venganzas imposibles, solo queremos un poco de dignidad tras una penosa historia de salvaje violencia y vergonzoso desprecio”.

En su carta, el matrimonio anuncia que si ellos no lo consiguen, seguirán sus hijos en el empeño. “No deja de ser curioso que algunos digan que hay que dejar en paz a los muertos y no reavivar viejas historias. Cerrar heridas abiertas es otra cosa. No deben haber vivido, en uno u otro bando, el escarnio del asesinato seguido de la manipulación y el desprecio”, señalan.

Piden que nadie se confunda ni les confunda. “Lo único que perseguimos -añaden- es un final un poco decente para una tragedia que para algunos nos llama desde la fuerza de la sangre y no desde el afán de la venganza ya imposible. Que respeten nuestra particular memoria familiar. A Mola ya lo tienen los suyos. Lo mismo queremos nosotros. Nada más... y nada menos”, relatan en la carta fechada en Torrejón del Rey (Guadalajara), firmada por el matrimonio y redactada con motivo del homenaje a los asesinados en Valcaldera, entre ellos sus respectivos abuelos.