Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Valcaldera reivindica dignidad y un lugar de memoria histórica

Los 52 fusilados en la corraliza ribera fueron homenajeados ayer, 23 de agosto, 82º aniversario de la matanza 

Affna-36 reclama la búsqueda de los restos 

Piden reponer la puerta en el solar de la cárcel que hoy es "una venda, una losa, el olvido"

Viernes, 24 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Valcaldera reivindica dignidad y un lugar de memoria histórica.

Valcaldera reivindica dignidad y un lugar de memoria histórica. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

Valcaldera reivindica dignidad y un lugar de memoria histórica.

PAMPLONA. – Las 53 personas que por defender los postulados republicanos fueron apresadas y falsamente "puestas en libertad" de la cárcel de Pamplona hace 82 años para ser asesinadas a las pocas horas en la corraliza de Valcaldera, paraje sito en Cadreita, fueron ayer de nuevo recordadas en el solar de la antigua prisión pamplonesa y en el simulado paredón ribero donde falangistas y carlistas les arrebataron la vida. La matanza de Valcaldera se rememoró ayer, 23 de agosto, con homenajes, recuerdo, pesar y la reivindicación de seguir trabajando para localizar los restos de este numeroso grupo de fusilados y para que se declare el solar de la cárcel lugar de memoria histórica.

"Es necesario recuperar nuestro pasado y la historia de nuestra ciudad para saber por qué y cómo han sucedido las cosas, para saber de dónde venimos y por qué hacemos ahora determinadas intervenciones y cómo las estamos abordando", manifestó Eneko Arteta, miembro de la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra (Affna-36), organizadora del homenaje, y sobrino nieto del único apresado que pudo escapar de la matanza. "Es necesario conocer la verdad y recuperar la memoria histórica y democrática, como lo han hecho en países de nuestro entorno europeo que sufrieron el nazismo, que soportaron regímenes totalitarios;sociedades que supieron afrontar lo ocurrido condenando la barbarie, incorporando al Estado los planteamientos democráticos y que siguen haciendo posible pasar página después de haberla leído colectivamente", añadió Arteta quien, al hacerse eco de la demanda de la Affna-36, aseguró que "este solar vacío que ocupó la cárcel, es una venda y una losa. Esto, tal y como está hoy, es el olvido".

DERRIBADA HACE SEIS AÑOS

Y es que el próximo septiembre hará seis años que las palas excavadoras derribaron la cárcel, uno de los edificios emblemáticos de Pamplona, de 106 años de historia, bien construido, bien conservado y levantado por el arquitecto pamplonés Julián Arteaga. "Este edificio de la antigua cárcel, dónde se produjo represión, humillación, tortura, ejecuciones, sacas y todos los aspectos que conllevó la larga noche oscura del golpe militar del 18 de julio de 1936, el franquismo y la dictadura en nuestra ciudad", recordó Arteta quien, tras señalar que la plaza de al lado, la del Palacio de Justicia, lleva el nombre del juez Elío, represaliado tras el 36 y fallecido en su exilio mexicano hace 50 años, reivindicó que el solar de la cárcel sea declarado lugar de memoria y que el Ayuntamiento de Pamplona cumpla su acuerdo y coloque en dicho solar las piedras originales que conformaron la puerta del edificio (o en su defecto la reconstrucción) a modo de monumento memorialista.

El acto celebrado a las seis de la tarde en el citado solar, engalanado para la ocasión con banderas republicanas, un cartel con la relación de los 53 nombres y otro simbólico de lugar de memoria, congregó a unas 200 personas, entre ellas representantes de las formaciones políticas como Geroa Bai, Bildu, Izquierda Ezkerra, Podemos, PSN;familiares de represaliados y público en general. El homenaje se inició a los acordes del txistu, a cargo de Kepa Vales, y concluyó media hora después con un aurresku bailado por Edurne Zaro. La pareja formada por Carmen Sánchez Salvador (violín) y Mikel Cano Berry (guitarra) amenizó el acto interpretando las melodías de Papa cuéntame otra vez (canción de Ismael Serrano), A todos ellos, del grupo Los Lucianos, de Tafalla, y una tercera melodía improvisada.

A las palabras de Eneko Arteta se sumaron las de Ángel Urío, de Obanos, que rememoró a los seis reos de esta localidad incluidos en la matanza de Valcaldera. Los presentó como personas de bien, comprometidas con la República, a quienes se les detuvo incluso por negarse a pisotear la bandera republicana (Victoriano Munárriz) o con solo 17 años de edad (Santiago Guembe). Se unió a la demanda de sus familias y reclamó la búsqueda de los restos de los 52 desaparecidos (llevaron a 53 pero uno, Honorino Arteta, logró escapar) que, tras ser enterrados en Valcaldera, exhumados y llevados al Valle de los Caídos, fueron traídos a Navarra de nuevo en el año 1980 siendo, aún hoy, su paradero desconocido.

Jokin de Carlos, presidente de Affna-36, que se hizo eco del escrito enviado por los familiares de Evaristo Pérez Luquin y Vicente Abad Vergara, cerró el acto reivindicando la verdad, justicia y reparación para los represaliados;la declaración de lugares de memoria;y el cumplimiento de la ley de memoria. Seguidamente, un nutrido do grupo de los asistentes viajó en autobús a Valcaldera, simulando el viaje de los reos, y les rindió nuevo homenaje in situ.