El centro de aves de Gurelur recibe 93.000 visitas en 23 años

Situado en Ibañeta, puede visitarse gratis hasta el mes de noviembre

Patricia Carballo - Viernes, 24 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El centro, gestionado por Gurelur, atiende a turistas de todas las nacionalidades, especialmente franceses.

El centro, gestionado por Gurelur, atiende a turistas de todas las nacionalidades, especialmente franceses. (Foto: cedida)

Galería Noticia

El centro, gestionado por Gurelur, atiende a turistas de todas las nacionalidades, especialmente franceses.

roncesvalles- Desde que hace 23 años varios voluntarios de Gurelur abrieran el Centro de Migración de Aves Roncesvalles-Orreaga, se han contabilizado más de 93.000 visitas. La mayoría de estas personas que se han acercado hasta esta instalación ambiental han sido escolares de Navarra y de las comunidades limítrofes, grupos sociales y grupos aficionados a la observación de aves. “Debido al interés que estas actividades suscitan entre la población europea, un número importante de los visitantes son de este origen, principalmente franceses”, manifiestan desde Gurelur en un comunicado. El centro, situado en el alto de Ibañeta y con entrada gratuita, abrió sus puertas el pasado día 15 de julio y permanecerá abierto hasta el mes de noviembre. En él, los visitantes pueden contemplar una exposición en la que se explica el fenómeno de la migración, la implicación de Navarra en el mismo, la problemática que afecta a las aves migradoras y los trabajos que se realizan a favor de estas aves en la Comunidad Foral. Los paneles de la exposición se complementan con unas maquetas de aves migradoras en vuelo, vitrinas con materiales didácticos y con una pequeña biblioteca sobre las aves. La exposición, traducida al euskera, francés e inglés, está atendida por expertos en migración de las aves y en educación ambiental. Asimismo, el centro cuenta con un observatorio, instalado en la campa del edificio, mediante el cual se puede comprobar el paso de las aves migratorias por este collado. Para ello, Gurelur pone a disposición de los visitantes telescopios y prismáticos, así como distinto material gráfico que ayuda a reconocer las especies que se observan.

navarra, un hito Todos los años por estas fechas los cielos del Pirineo se llenan de vida con la presencia de millones de aves que cruzan hacia sus zonas de invernada. En efecto, en esta zona se canaliza la más importante de las rutas migratorias europeas, debido a la baja altitud que presentan los collados pirenaicos navarros. En esta época, las aves migradoras realizan lo que se conoce como migración postnupcial o pasa, y es la que ocurre una vez que las aves han concluido su reproducción. Los lugares elegidos para pasar los fríos meses de invierno pueden estar en las templadas tierras de África y/o en la Península Ibérica, incluida Navarra.

En los últimos años, debido a que los inviernos no son tan fríos, muchas aves están cambiando sus costumbres, invernando cada vez más cerca de su zona de nidificación, llegando incluso a no migrar, como es el caso de las cigüeñas adultas. Sin embargo, a pesar de estos cambios de conducta, Navarra sigue siendo un hito muy importante para las aves migradoras durante gran parte del año. “Esta implicación de Navarra en el fenómeno migratorio nos obliga a gestionar convenientemente los espacios utilizados por las aves migradoras y a respetarlas, debiendo acabar para ello con las ilegales órdenes generales de veda forales que permiten cazar especies en peligro de extinción y en épocas prohibidas por las directivas europeas”, aseveran desde Gurelur.