Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La exhumación del dictador abre el debate sobre los posibles usos futuros del mausoleo

Las propuestas van desde un cementerio tipo Arlington a un museo como Auschwitz o, incluso, su demolición

Sábado, 25 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- La exhumación del cadáver de Franco ha abierto un debate sobre la función que debe desempeñar a partir de entonces el Valle de los Caídos, donde están enterrados 33.833 combatientes de la Guerra Civil, del bando golpista y del republicano. Es un debate donde, por ahora, no asoma ningún consenso mayoritario, en buena medida porque ese monumento está fuertemente vinculado a la exaltación franquista. Tiene detrás una historia negra por su construcción con trabajos forzados, y grupos de ultraderecha que han organizado peregrinaciones hasta el mausoleo durante décadas, de manera que en muchos sectores genera dudas que pueda transformarse en un enclave para la reconciliación.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha lanzado extraoficialmente la idea de convertirlo en un museo al estilo del campo de concentración de Auschwitz, una propuesta que a Unidos Podemos le suena bien, aunque tampoco se ha producido un mayor análisis al respecto. Auschwitz fue el mayor campo de concentración y exterminio del nazismo en los territorios ocupados de Polonia, y en la actualidad es un museo que sirve para recordar el horror y hacer pedagogía para que nunca se repita el genocidio de Hitler. Cs, por su parte, propone seguir el modelo del cementerio estadounidense de Arlington, situado en Virginia, en EEUU. En este cementerio están enterrados los militares que han participado en todas las guerras, desde la batalla de la Independencia estadounidense y la Guerra de Secesión, hasta los recientes conflictos de Afganistán e Irak. Trasladado al Estado español, supondría diluir completamente la Guerra Civil, la existencia de un golpe de Estado contra un gobierno legítimo, y cuarenta años de represión en la dictadura.

El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, apostó directamente por la demolición del Valle. “No puede convertirse en un Arlington como dice Arrimadas. Fue un edificio construido con trabajo forzado de prisioneros. Yo lo que haría es demolerlo, pero en un Arlington no se puede convertir nunca”, zanjó. En cuanto a la opción de convertirlo en un “Auschwitz del franquismo”, Esteban no se cerró totalmente y reconoció que “quizá” podría hacerse”.