El proyecto de reforma de la calle Muro y Paseo de Pamplona costará 110.000 euros

El Ayuntamiento adjudicó su redacción a Blasco Esparza Arquitectos, que dispondrá de 60 días de plazo para presentarlo

J.A. Martínez - Sábado, 25 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

tudela- El Ayuntamiento de Tudela acordó ayer en Junta de Gobierno adjudicar la redacción del proyecto y dirección de obra de la remodelación del paseo de Pamplona y la calle Muro al estudio Blasco Esparza Arquitectos por un importe de 110.110 euros, lo que supone una baja del 30% respecto al presupuesto máximo de licitación, que ascendía a 157.300 euros. Al concurso se presentaron seis empresas, pero la mesa de contratación echó para atrás una de las propuestas por no cumplir los requisitos, y, tras valorar las ofertas técnicas y económicas de las cinco restantes, adjudicó a Blasco Esparza la redacción del proyecto de las obras de reforma de una de las principales entradas a Tudela.

El estudio dispondrá de 60 días naturales desde la firma del contrato para presentar el proyecto de unos trabajos que se prevé tengan un coste total superior a los 3 millones de euros, de los que el programa EDUSI (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado) de la UE acordó financiar en un 50%. Se prevé acometer las obras en tres fases y la primera de ellas se iniciaría antes de final de año.

Aunque el diseño final dependerá de lo que plantee el estudio de Blasco Esparza en su propuesta, las líneas básicas que se contemplan para el cambio en el paseo de Pamplona, se centran en el diseño que realizó en su día Rafael Moneo para urbanizar la calle teniendo en cuenta el centro cultural San Francisco (cuyo dibujo aparece junto a este artículo).

En líneas generales la idea es ganar espacio al peatón en la acera de Sementales del paseo de Pamplona y recolocar la amplia acera actual. Habrá dos carriles de entrada y dos de salida en dirección a Pamplona para vehículos. La reordenación del espacio será total porque desaparecerán los aparcamientos en batería que se encuentran en la zona de los contenedores, si bien se mantendrá una mediana con los árboles actuales. El carril más cercano a las viviendas servirá para el acceso a los garajes y a los aparcamientos que se mantengan. En la parte de Sementales se ganará acera para los peatones, que deberá contar con cierta anchura pues se trata de la zona más soleada y previsiblemente de uso peatonal más intenso y se potenciará la conexión peatonal con el río. Además, queda por resolver la conexión del actual carril bici con la zona del Prado y Azucarera por lo que podría haber modificaciones.

En lo que respecta a la calle Muro, el diseño definitivo dependerá más de lo que diseñe el estudio de Blasco Esparza, si bien se apunta la posibilidad de trasladar el actual carril bici de la calle Gaztambide Carrera a esta vía, por los problemas que se originan entre bicis y peatones en la calle Carrera, más peatonal que el Muro.