El Plan General de Carcastillo prioriza recuperar el casco antiguo

No se prevé su aprobación hasta 2022 y su redacción costará 180.000 euros

Ainara Izko - Sábado, 25 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El alcalde de Carcastillo, Javier Igal, junto a la consejera Isabel Elizalde.

El alcalde de Carcastillo, Javier Igal, junto a la consejera Isabel Elizalde. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

El alcalde de Carcastillo, Javier Igal, junto a la consejera Isabel Elizalde.

carcastillo- Uno de los principales objetivos del futuro Plan General Municipal (PGM) de Carcastillo es la recuperación del casco antiguo. La redacción de dicho Plan costará 180.000 euros, si bien el Gobierno de Navarra aportará alrededor del 80% (144.000 euros). Así se desprende del convenio firmado por la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, y el alcalde, Javier Igal. En concreto, este año se firmará el contrato de asistencia, en 2021 se aprobará inicialmente el Plan Urbanístico Municipal, y en 2022 se aprobará de forma provisional el PGM. Una Comisión de Seguimiento, compuesta por representantes de la entidad local y del Ejecutivo foral, se constituirá expresamente para agilizar los trámites para el completo desarrollo del PGM y establecer un plan de trabajo que permita avanzar con seguridad jurídica.

Además de la recuperación del casco antiguo, se actualizará la normativa legal aplicable, ya que el anterior Plan data de 1992. “También se considerarán las nuevas expectativas en la evolución de necesidades urbanas, proyectando el municipio en las próximas décadas, y se ordenarán y regularán los distintos usos del suelo”, informa el Gobierno de Navarra.

El Consistorio busca, en este sentido, definir un modelo urbano que “incentive la recuperación del casco antiguo, frenando su deterioro y, por otra parte, plantee opciones que posibiliten la implantación de viviendas de alquiler social y viviendas destinadas a jóvenes. Todo ello complementado con los espacios dotacionales y sistemas generales adecuados y acordes para el servicio de su población”.

Asimismo, el Plan se armonizará a las agendas de sostenibilidad para potenciar la implantación de modelos de turismo sostenible, en relación a recursos medioambientales geográficos e históricos, como el pasado fluvial, pinares, sotos o ribera. El PGM identificará las Áreas de Especial Protección que, en función de sus valores ambientales y paisajísticos, configuran los recursos medioambientales de la localidad. Destacan el sistema fluvial del río Aragón y sus vegas como principal elemento de conexión natural del Valle del Aragón, las planas cerealistas de El Saso y la Plana de Larrate, antiguas terrazas fluviales y miradores de la Ribera del Aragón, la Estanca de los Dos Reinos de importancia en las rutas migratorias y los suelos agrícolas, surcados por una extensa red de acequias y barrancos naturales y artificiales.