Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La juventud opta por alquilar el piso ante la precariedad laboral

El 61,6% de la población navarra de 18 a 34 años se decanta por la vivienda arrendada. / Alquiler con opción a compra, una salida para emanciparse y no perder dinero. / Apoyar el alquiler juvenil, uno de los ejes de la política de vivienda del Gobierno foral

Joana Lizarraga | Unai Beroiz - Domingo, 26 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Una joven se para delante de una inmobiliaria para ver los precios de las viviendas en alquiler.

Una joven se para delante de una inmobiliaria para ver los precios de las viviendas en alquiler. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Una joven se para delante de una inmobiliaria para ver los precios de las viviendas en alquiler.

pamplona- La precariedad laboral a la que se enfrenta buena parte de la población más joven está reorientando el acceso a la vivienda y ya una mayoría importante opta por el alquiler y, también en elevado número, por la vivienda de alquiler compartida con compañeros y compañeras. Son precisamente los jóvenes los que tienen unos ingresos más limitados, una situación laboral más inestable y, por lo tanto, menor poder adquisitivo, y por ello son quienes encuentran más problemas para poder acceder a una vivienda.

Es además el sector más joven de la población el que tiene una mayor necesidad de vivienda. Así se evidencia en un estudio impulsado por el Gobierno de Navarra en 2016. Según esta encuesta, el 61.6% de los navarros de entre 18 y 34 años se decanta por una vivienda en alquiler o alquiler con opción a compra. El alquiler frente a compra para facilitar el acceso a la vivienda y contribuir a la emancipación juvenil son ejes de la política de vivienda por la que apuesta el actual Gobierno en Navarra.

Ante el problema de la precariedad laboral y los bajos ingresos de la juventud, el alquiler es la opción por la que se decantan los menores de 35 años que, además de ingresos limitados, muchas veces son también inestables. A pesar de que ésta sea una de las opciones más recurrentes, muchos jóvenes ven también en el pago de un alquiler un obstáculo para ir ahorrando con miras a comprarse un piso en el futuro. La posibilidad de la opción de alquiler con opción de compra puede ser una solución para quienes ven el alquiler un freno a construir un colchón financiero para el futuro. Conseguir que el pago de estas rentas puedan suponer una inversión a largo plazo puede ser un remedio a que los jóvenes sigan viviendo con sus padres para ahorrar.

Por otro lado, los jóvenes no se sienten anclados a una ciudad y la opción de buscar empleo en el extranjero se presenta muy atractiva. En consecuencia, tienden a pensar que no tienen porqué quedarse en una misma ciudad toda la vida y, por ello, la movilidad geográfica es enorme. Éste es otro factor que les impulsa a alquilar en vez de comprar el piso.

En cuanto los ingresos son más estables y aumenta la edad, la opción de vivir arrendados baja. Por otra parte, como dice el refrán, el casado, casa quiere, y es que cuando existe un núcleo familiar las parejas se inclinan por la vivienda en propiedad para formar parte de un hogar compartido.

la demanda: de 18 a 34 años de edad El perfil de la persona demandante de vivienda en Navarra es joven de entre 18 y 34 años que busca emanciparse del hogar familiar, según el estudio del Observatorio de la Realidad Social. Respecto a su situación económica destaca, en caso de estudiantes, la precariedad y la dependencia. En cuanto a la situación laboral, el 60,3% de los demandantes trabaja, pero solo el 21,8% tiene un empleo fijo. Otro 30,8% tiene un empleo asalariado temporal y el 7,7% trabaja por cuenta propia. El 39,7% restante no trabaja: el 20,5% es estudiante y el 19,2% está en paro, según la encuesta.

Respecto al tipo de inmueble, el 61.6% se decanta por una vivienda de alquiler o alquiler con opción de compra, sin embargo, esta última opción aumenta hasta un 70.5% cuando se introduce la variable de la capacidad adquisitiva.

Existe una mayor necesidad de piso en jóvenes que se han incorporado al mercado laboral y que buscan emanciparse. En este caso, el perfil medio demanda una vivienda de una a tres habitaciones, ya que muchos deciden compartir piso y así afrontar los gastos. Pero los hay también que alquilan habitaciones. En las ciudades sin excesiva tradición estudiantil es más fácil que la media de edad de quienes alquilan habitación supere los 30 años, sin embargo, en Pamplona la media es de 29 años. Por su parte, Bilbao y Gasteiz mantienen una media de 32 años;Donostia de 33;y Madrid y Barcelona, 31 años, según datos del portal Idealista.