Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
OSASUNA la actualidad

Un aliento de más a menos

ambiente | la afición estalló de júbilo con el gol de juan villar, ovacionó el regreso de nino, reconoció el esfuerzo de los suyos y enmudeció con el tanto del empate

Diego Eusa - Javier Bergasa/Mikel Saiz - Lunes, 27 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h

José Juan despeja a córner un disparo de Iñigo Pérez ante el lamento de la afición.

José Juan despeja a córner un disparo de Iñigo Pérez ante el lamento de la afición. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

José Juan despeja a córner un disparo de Iñigo Pérez ante el lamento de la afición.Iñigo Pérez celebra con rabia el gol de Osasuna.

pamplona- El Sadar abrió sus puertas una temporada más y lo hizo con un regreso muy especial para la afición rojilla. Nino volvía a la que fue su casa durante cinco temporadas y el público le reconoció los servicios prestados con una merecida ovación. Antes, en los prolegómenos del choque, la música de la megafonía y los cánticos de Graderío Sur precedían el ambiente de un encuentro que, con el paso de los minutos, fue de más a menos.

Con el pitido inicial, desde el propio Graderío Sur se empezaron a entonar cánticos que, año tras año, no se pierden entre las cuatro paredes del feudo rojillo. Los Osasuna, mi fiel amigo;Osasuna échale huevosy el Locos por verte ganar fueron acompañados de palmas por el resto de la afición durante los primeros compases de la contienda.

A partir de ahí, los fantasmas de las temporadas pasadas sobrevolaban el campo. Solamente acciones en las que los rojillos se acercaban con peligro al área rival eran acompañas por el aliento de los espectadores.

La segunda mitad siguió con la tónica de la primera mitad. La expulsión de David, anterior al gol de Juan Villar, despertó a la grada, que respondió con ligeros silbidos. El público observó con lupa cada decisión arbitral y su desacuerdo en las acciones se lo hacía saber al trío arbitral.

Llegó el momento de aplaudir a quien defendió la elástica rojilla hace tres temporadas. Nino saltaba al césped recibido con su segunda ovación de la tarde. A ello ayudó que Osasuna en aquel momento se encontraba por delante en el marcador. La grada estalló de júbilo cuando Juan Villar cabeceó a la red un balón parado botado por Iñigo Pérez y despidió reconociéndole el esfuerzo al goleador de la tarde cuando Xisco le sustituyó sobre el césped.

Sin embargo Sory se encargó de aguar la fiesta a la parroquia local y enmudeció el partido al establecer la igualada en el marcador. El tanto del delantero del Elche cayó como un jarro de agua fría a una grada que en los minutos de descuento apretó conforme los rojillos se acercaban a la portería de Jose Juan, pero vieron cómo, con el pitido final, se cerraban las puertas de El Sadar con un empate en la primera cita liguera.

etiquetas: osasuna, el sadar, elche