ELA y LAB rechazan el ERTE en VW Navarra: "La causa del expediente es la mala gestión de la directiva"

La empresa "conocía este problema desde hace un año, y ha tenido tiempo suficiente para poner medidas", sostiene el sindicato LAB

ELA advierte de que podría impugnar el expediente

EFE - Martes, 28 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 13:01h

Imanol Rodríguez y Raul Portillo, de LAB, durante la rueda de prensa.

Imanol Rodríguez y Raul Portillo, de LAB, durante una rueda de prensa. (LAB Nafarroa)

Galería Noticia

Imanol Rodríguez y Raul Portillo, de LAB, durante la rueda de prensa.

PAMPLONA. El sindicato LAB ha insistido hoy en su rechazo a negociar un ERTE en la planta navarra de Volskwagen por considerarla una "medida innecesaria que se puede solventar de otra manera" y cuya causa ha forzado la empresa por su "falta de programación y mala gestión".

Así lo ha señalado en conferencia de prensa el responsable de grandes empresas del metal en LAB, Imanol Rodríguez, quien ha sido tajante al rechazar el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con 8 días de cierre de la planta que ha requerido Volskswagen Navarra por la falta de suministro de motores que achaca a un problema de las homologaciones de los de gasolina.

Al respecto, Rodríguez ha denunciado que la empresa "conocía este problema desde hace un año, y ha tenido tiempo suficiente para poner medidas", pero ha lamentado la "falta de previsión y organización" de los gestores, ya que para LAB además del "cambio de tendencia" de los clientes, que se inclinan cada vez más por los motores de gasolina en vez del gasóleo, en este giro de la demanda pesa la "estafa" conocida hace años en los motores diesel de VW y el cambio de normativa europea.

Por ello, han denunciado que se trata de "un problema que ellos han provocado" pero que "la única medida que propone la empresa a la hora de solventarlo es la de aplicar un ERTE, que no solo afectará a los trabajadores en torno a 4.500 trabajadores" de la planta sino a todo el entorno de las misma, que suma unos 13.000 trabajadores si se incluyen las empresas subcontratadas y las suministradoras.

Además, "no solo van a ser los trabajadores de VW Navarra quienes sufran esta medida sino toda la sociedad navarra", porque se puede llegar a solventar el problema con dinero público, cuando VW Navarra ha declarado en el último año unos beneficios de 60 millones de euros, ha advertido Rodríguez para exigir la "retirada inmediata del ERTE".

En esa línea, el delegado de LAB en el Comité de Empresa de VW Raul Portillo ha insistido en que el culpable de la situación es el grupo VW, que "no se ha enterado de nada" sobre el cambio de tendencias que cada vez otorga más ventas al motor de gasolina respecto al diesel y que es "el único grupo que tiene problemas de homologación" porque "ha decidido esperar hasta el último momento" para hacerlo.

Por ello ha incidido en que es también "impresentable" que un grupo que declaró el pasado año 11.354 millones de beneficios "pretenda cargar el coste" de su "impresentable falta de programación, mala gestión y planificación" en "los trabajadores y la sociedad en su conjunto".

Pese a "tener claro" que la responsabilidad es de la empresa, LAB ha sido "capaz" de articular una serie de propuestas alternativas al ERE, como la de adelantar la producción de coches diesel destinados al mercado argelino mientras no se cuente con motores de gasolina homologados, pero sus propuestas "fueron rechazadas frívolamente por la dirección".

"Cuando alguien no quiere negociar es muy difícil llegar a un acuerdo y la empresa no quería más que llegara a un ERE", ha interpretado Portillo, quien ha lamentado que "las secciones sindicales mayoritarias entren a negociar ese ERE", en referencia UGT y CCOO, con cuya labor al frente del Comité de Empresa ha sido muy crítico.

"Nosotros todavía no estamos en esa tesitura sino planteando preguntas porque la información que nos han dado es poca, sesgada y contiene errores", ha subrayado, tras lamentar que "se está vendiendo a la plantilla que serán como unas vacaciones" los 8 días de paro productivo, sin llegar analizar "la repercusión real".

Por su parte, ELA ha señalado en un comunicado que Volkswagen "pretende resolver un fallo propio de planificación de suministros a costa del salario de la plantilla y del dinero público que todo expediente de regulación implica".

"VW Navarra pretende parar la producción durante ocho días concretos, mientras aumentan las horas extras y la temporalidad en la contratación se ha convertido en estructural. En definitiva, la aplicación del ERTE debería ser incompatible con lo anterior, y además alude a unas causas que no justifican este tipo de medidas traumáticas", ha añadido.

Para el sindicato ELA, "aceptar el ERTE con esas causas supondría un gravísimo precedente muy peligroso de cara a futuras situaciones, incluso aunque los salarios queden complementados al 100%". Por ello, se plantea recurrir a Inspección de Trabajo para "iniciar, en su caso, la impugnación del ERTE".

El sindicato considera que la empresa "no ha justificado formalmente el ERTE, ni por qué incluirá en él a toda la plantilla, incluido el personal no afectado por las supuestas causas (fallos en el suministro para la cadena de producción), lo que supone una práctica claramente abusiva". "VW Navarra quiere ahorrarse gran parte del salario de su plantilla durante 8 días a costa del erario público (aproximadamente, 1,5 millones). Su objetivo único es no renunciar bajo ningún concepto a sus beneficios (55,9 millones en 2017, incluso asumiendo entonces 10 días de cierre)", ha señalado.