La reforma del Ciudad de Tudela marcha a buen ritmo y estará acabada en octubre

Ya se ha instalado la estructura metálica de la grada y vaciado y retabicado la zona de vestuarios, entre otros avances

Mikel Arilla - Martes, 28 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El equipo de arquitectos que ha diseñado la reforma del polideportivo Ciudad de Tudela muestra el estado de las obras a una representación del Ayuntamiento de Tudela.

El equipo de arquitectos que ha diseñado la reforma del polideportivo Ciudad de Tudela muestra el estado de las obras a una representación del Ayuntamiento de Tudela. (Mikel Arilla)

Galería Noticia

El equipo de arquitectos que ha diseñado la reforma del polideportivo Ciudad de Tudela muestra el estado de las obras a una representación del Ayuntamiento de Tudela.

Tudela- Las obras de reforma del polideportivo Ciudad de Tudela continúan “a buen ritmo”, según manifiestan fuentes de la empresa diseñadora del proyecto, y se prevé que se puedan cumplir los plazos estipulados para su finalización -el 13 de octubre el Aspil-Vidal juega como local contra Jaén en la LNFS- sin contar con posibles imprevistos en los trabajos que, de momento, no se han dado. Es la sensación que se transmite desde la obra que comenzó a mediados de julio, casi con mes y medio de retraso por la demora en la adjudicación, pero en la que ya se han conseguido avances significativos.

Una de las partes del proyecto en la que es posible contemplar un mayor cambio con respecto a la anterior disposición es la zona de accesos. Tras liberar parte del antiguo hall y ganar terreno al monte, se ha perfilado ya el camino de grava que conducirá a la parte trasera por la que accederán jugadores y directivos y se podrá descargar material. Ese acceso independiente era una de las exigencias de la LNFS para que el Aspil-Vidal pudiera seguir jugando en Primera División en un pabellón actualizado. El ensanche de esta zona también propiciará, según explicaron los arquitectos, que haya más facilidad de acceso para la maquinaria y, por otro lado, para la ambulancia en caso de necesidad de atención sanitaria.

Junto a esta área de entrada, también se pueden observar los avances en la disposición del bar con terraza que se instalará junto a la entrada y que conllevará también una ampliación de cerca de 1.300 metros cuadrados de zona verde. Como medida de contención para frenar los desprendimientos y los efectos de las escorrentías del monte, se colocará una escollera de aproximadamente un metro de altura similar a la de la Ronda de Santa Quiteria.

Zona bajo gradaEn lo que respecta al interior, los trabajos de vaciado y retabicado de toda la zona que queda bajo la grada principal ya han finalizado y los trabajadores están acometiendo la puesta del suelo. Cabe recordar que esta es una de las partes del pabellón que más modificaciones va a experimentar con la reforma, ya que en ella se habilitarán baños públicos, vestuarios más amplios, otro vestuario para árbitros, una sala de prensa y uso múltiple, el almacén, la zona de botiquines, antidopaje y enfermería y la adaptación del antiguo gimnasio para los días de partido, convirtiéndolo en sala VIP mediante un tabique escamoteable.

No solo se ha avanzado sobremanera en la zona bajo grada, sino que los cambios en la disposición de la propia grada ya pueden atisbarse tras aproximadamente un mes de trabajos. De hecho, ya está instalada la estructura metálica de la tribuna, que supondrá un aumento del aforo hasta los 995 asientos en todo el recinto. Esta estructura, sostenida mediante unas vigas que se fijan en la parte del frontón, se cubrirá con prefabricado y sobre esa disposición se instalarán asientos similares a los ya existentes en todo el pabellón. Además, también se ha habilitado el pasillo de 2,10 metros de anchura que precederá a la primera de las seis filas y que exige la normativa en términos de seguridad y evacuación.

La reforma de la zona de calderas también muestra avances significativos. La estructura de la nueva sala que se requiere para la ampliación de los grupos de presión y electrógenos está prácticamente perfilada. La cuestión principal radica ahora en comprobar si finalmente se cumplirán los plazos previstos, un aspecto en el que no hay excesivo pesimismo por parte de constructores, arquitectos y administración aunque reconocen que se llegará de forma “ajustada”.

Otros datos

Caseta para TV. Con una superficie de unos 35 metros cuadrados, mejorará las condiciones de trabajo de los cámaras que se desplazan a Tudela para cubrir los encuentros del Aspil-Vidal. La instalación, que sobresale por el exterior del polideportivo, tendrá una escalera de acceso que se usará solamente los días de partido.

Acabados en naranja. Los acabados, tanto del muro inferior de la zona de grada principal como de los vestuarios y salas, tendrán como protagonista al color naranja, alusivo a la imagen corporativa de Deportes en el Ayuntamiento de Tudela. Esta parte es, a priori, la que más costará rematar en todo el proceso de obras.

Frontón. El graderío del frontón se ve levemente afectado por la instalación de la nueva grada de estructura metálica para el polideportivo, que se sostiene en esta parte del recinto. No obstante, en caso de necesitar aumentar el aforo para eventos de pelota, hay posibilidad de instalar unas gradas telescópicas que llegarían hasta la contracancha. Por lo demás, no se actúa.