Más de 55.000 personas consolidan el Flamenco On Fire en Pamplona

Fernando F. Garayoa Iban Aguinaga - Miércoles, 29 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Ricardo Hernández, Miguel Morán, Maider Beloki, Juan Casero y Félix Palomero, ayer en Baluarte.

Ricardo Hernández, Miguel Morán, Maider Beloki, Juan Casero y Félix Palomero, ayer en Baluarte.

Galería Noticia

Ricardo Hernández, Miguel Morán, Maider Beloki, Juan Casero y Félix Palomero, ayer en Baluarte.La mujer, protagonista del Flamenco On Fire 2018.
“La edición 2018 ha sido un punto de inflexión, convirtiéndose en un Flamenco On Fire 2.0” “Se ha consolidado la calle en el festival como un espacio de convivencia, integrador y accesible” “El festival pone en valor la cultura gitana y hace protagonista al pueblo gitano” “Hemos dado un salto definitivo hacia la consolidación, y la calle ha jugado un papel básico”

pamplona- El incontestable éxito de la recién terminada edición del Flamenco On Fire, corroborado por las 55.000 personas que acudieron a sus diferentes actos y ciclos, frente a las 20.000 de 2017, supone un punto de inflexión en la trayectoria del festival y su consolidación definitiva.

En una rueda de prensa marcada por las sonrisas y la euforia contenida, los directores del Flamenco On Fire, Miguel Morán y Juan Casero, acompañados por la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Pamplona, Maider Beloki;el gerente de la Fundación Baluarte y de la OSN, Félix Palomero;y el coordinador Gaz Kaló, Ricardo Hernández, dieron buena cuenta de las cifras y claves que ha generado la que, hasta el momento, es la mejor edición del festival.

Juan Casero fue el encargado de ofrecer los principales datos de esta quinta edición, cuando apenas habían transcurrido dos días desde que finalizara. Según apuntó, el festival ha contado este año con unas 50 actividades, desarrolladas en 9 escenarios diferentes “y han pasado por Pamplona, durante estos días (del 21 al 26 de agosto) más de 135 artistas y músicos. Para nosotros es un crecimiento importante, con respecto al pasado año, aunque los números nunca reflejan las sensaciones que hemos vivido”.

En cuanto a la asistencia, más de 9.000 personas han presenciado los espectáculos principales, llegados en muchos casos de fuera de Navarra, especialmente del País Vasco o Francia, pero también de países más lejanos como Cuba, Japón, México, Uruguay y Holanda. La cifra de entradas vendidas a través de Internet fuera de Navarra ha superado el 36% en esta quinta edición. A este respecto, Casero hizo hincapié en el hecho de que, “en los dos últimos años hemos empezado a trabajar y a anunciarnos mucho antes gracias a que contamos con una estabilidad presupuestaria y de acuerdos institucionales, lo que resulta clave para que esto funcione. Ese 36% es una buena muestra del potencial que tiene el festival como elemento de atracción turística, un segmento en el que también hemos crecido. Basta apuntar, como ejemplo que, durante el festival, las visitas guiadas a la ciudad han crecido respecto al pasado año cerca del 40%”.

Pero el gran salto del festival han venido propiciado este año por la asistencia a las actuaciones de los ciclos gratuitos de Flamenco On Fire, cifrada en más de 44.000 personas, mientras que los asistentes a las jornadas culturales han superado los 1.800. De esta forma, la cifra total de asistentes a las diferentes actividades alcanza las 55.000 personas, siendo la más multitudinaria de todas las ediciones celebradas hasta ahora. En este sentido, Juan Casero quiso matizar que la estimación de asistencia realizada, sobre todo en lo concerniente a las actividades en la calle, “ha sido prudente, ya que éramos conscientes del salto que supone con respecto al pasado año”, alejándose así de la tendencia ya casi popularizada por los festivales de hinchar sus cifras de asistencia.

Esa respuesta popular a los actos de calle ha venido marcada por el éxito del ciclo diurno y gratuito Flamenco en los Balcones, que ha expuesto el cante y la música a la ciudad para fomentar la afición al flamenco y acercar este arte a todo tipo de públicos. Un ciclo que se abrió con el homenaje al guitarrista navarro Carlos Itoiz y la actuación de Amaia Romero. También ha triunfado la Jam Flamenca, convertida este año en ciclo, por primera vez, y celebrada en el escenario del Mesón del Caballo Blanco. “Hemos crecido en número de actividades y hemos recibido una respuesta abrumadora de la ciudad en todas ellas, dando como resultado estas cifras, que representan un salto interesante en la consideración del festival y, sobre todo, en la implicación de la ciudad y de Navarra”, recalcó Casero, quien, respecto a la próxima edición, solo pudo adelantar que se celebrará entre el 20 y el 25 de agosto, aunque Miguel Morán sí apuntó la apertura hacia nuevos públicos, como puede ser el infantil.

También dejaron claro, tanto Casero como Morán, que su “idea es seguir creciendo en Pamplona (incluso se apuntó veladamente la ampliación con algún escenario más), que es donde tiene que quedarse. Otra cosa será intentar hacer alguna incursión en el extranjero. Pero el festival casi le pertenece a Pamplona”.

félix palomero

Gerente de la Fundación Baluarte y OSN

Maider beloki

Concejala de Cultura

Ricardo hernández

Coordinador de Gaz Kaló

miguel morán

Director del Flamenco On Fire

Consolidación y convivencia Para Miguel Morán, “este año el festival ha dado un salto definitivo hacia su consolidación. La repercusión tanto mediática como de público ha sido muy importante, y la calle ha jugado un papel básico a la hora de acercar el flamenco, contribuyendo a crear afición y hacer que la ciudad sienta suyo el festival”.

Por su parte, Maider Beloki, además de recalcar la idea de la consolidación, apuntó hacia la “colaboración público-privada como parte del éxito. Siempre hay margen de mejora pero para eso tenemos un bonito futuro, para desarrollarlo. Cuando hay voluntad de entendimiento, visión de ciudad y de comunidad, así como estratégica, se consiguen resultados muy buenos”. Beloki también resaltó el éxito de la “calle, de acercar la música y la cultura, consolidándola como un espacio integrador, accesible, con muchísima programación gratuita para todos los públicos y con un gran valor, que es la convivencia”. La concejala de Cultura también quiso felicitar a la organización poner a la mujer flamenca como eje central del festival y por trabajar con personas que agitan culturalmente la ciudad durante todo el año, “como Mikel Urmeneta, Ángel Ocray o Mikel Belascoain”.

Félix Palomero, tras asumir un compromiso de continuidad con el festival, puso el matiz preciso a esa idea de consolidación: “Es un término que yo superaría, ya que el festival estaba muy consolidado. La edición de 2018 ha sido un punto de inflexión. La forma en la que se ha desarrollado, la transversalidad de las acciones, el haber convertido un homenaje en una línea argumental, a mí me hacen ver esta pasada edición como un Flamenco On Fire 2.0, ya que el festival ha ido mucho más allá y se ha abierto;sin necesidad de hablar de la calidad artística, porque ésta siempre ha sido de primer nivel”. Palomero abogó por que en futuras ediciones, otras localidades de Navarra puedan contar con actuaciones del Flamenco On Fire.

Ricardo Hernández, dejando a un lado la contención, no dudó en afirmar que, para la Federación de Asociaciones Gitanas de Navarra Gaz Kaló, el Flamenco On Fire, “es el mejor festival del mundo, convertido en un punto de encuentro de la ciudadanía, de convivencia, diversidad, en el que la cultura gitana se pone en valor y el pueblo gitano es protagonista. Por eso, para Gaz Kaló es lo mejor que nos ha pasado y no está pasando”. Para Hernández, el festival es “más que flamenco, es como una gran quedada a la que llega gente de todo el mundo”. Por otra parte, también destacó algunos de los momenticos de este festival, como cuando todos los congregados en la plaza del Ayuntamiento “cantaron junto a Lole Montoya Todo es de color,y es que esta ciudad ya empieza a saber cantar, bailar y tocar, aunque todavía quede un poquito para hacer un compás”, culminó el coordinador de Gaz Kaló, cosechando las risas asertivas de todos los presentes en la rueda de prensa. Además, Ricardo Hernández hizo especial hincapié, respecto a la quinta edición, el hecho de haber acercado el festival a “cuarenta mujeres gitanas de zonas rurales, ejemplo del empoderío gitano;y ojalá el próximo año sean muchos más los autobuses que tengamos que organizar para traerlas a Pamplona”.

Impacto mediáticoFlamenco On Fire también ha batido sus propios récords en lo que al eco mediático se refiere, con más de 1.400 impactos obtenidos en medios de comunicación regionales, estatales e internacionales. El día de la inauguración del festival con Amaia Romero en el balcón del ayuntamiento, el festival logró ser Trending Topic estatal en Twitter. Esta quinta edición ha contado con más de 100 periodistas acreditados, llegados de todas partes del Estado así como del extranjero (Japón, China, Francia, Austria, Suiza, Bulgaria, etc), superando además las 200 entrevistas realizadas entre artistas y organización. Esta ha sido la edición con mayor presencia de cámaras de diferentes canales de televisión y el festival ha ocupado muchos minutos de los principales informativos estatales durante toda la semana. A falta de las cifras definitivas, el festival ya puede hablar de un retorno mediático cercano a los 18 millones de euros, que sitúan a Pamplona como ciudad imprescindible en el panorama cultural estatal.

La edición más tecnológicaEsta también ha sido la edición más tecnológica de Flamenco On Fire, un festival siempre inmerso en una continua búsqueda de la innovación. Por primera vez en el festival, el domingo 26 se registraron dos vídeos en directo en formato 360º: Triniá y Ay, pena penita pena, interpretadas por Naike Ponce y Paquete en el Balcón del Ayuntamiento, y Soledad, de Diego El Cigala, en Baluarte. También, durante la actuación de Diego El Cigala, Mikel Urmeneta estuvo dibujando en directo a través de la realidad virtual, en un intento más del festival por mostrar las posibilidades de los últimos avances tecnológicos aplicados al flamenco.

carácter social

A la mujer flamenca. El Festival Flamenco On Fire 2018 ha estado dedicado a la mujer flamenca, integrando así un ciclo transversal del mismo nombre realizado con el objetivo de poner en valor la figura de la mujer en el flamenco. Los nombres de grandes mujeres han copado el cartel de este año con conciertos así como diferentes actividades repartidas por todo el programa. Además, se han celebrado una serie de recitales de libre acceso ofrecidos por mujeres guitarristas de todo el mundo en el Mesón del Caballo Blanco, civivox Condestable y Civican. Se ha sumado a la iniciativa el artista navarro Mikel Urmeneta, quien ideó la imagen de esta edición inspirado en la mujer flamenca.

Jornadas de Arte Flamenco. Como parte de este programa, Gaz Kaló y el Instituto Navarro para la Igualdad (INAI) organizaron el sábado 25 el día de la Mujer Flamenca, fletando un autobús que recogió y trasladó a Pamplona a 40 mujeres originarias de distintos puntos de Navarra que pudieron disfrutar de una jornada repleta de actividades dedicadas a la mujer. Además, el Festival cedió 150 entradas solidarias a organizaciones que trabajan por la inclusión social luchando por y para el empoderamiento de la mujer.