(70,99 euros Mwh el pasado martes)

El recibo de la luz encara el año más caro de la historia

De mantenerse la evolución de los precios mayoristas, la tarifa anual media para un hogar superará por primera vez los 800 euros

Jueves, 30 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El próximo recibo de la luz puede causar un disgusto.

(Archivo)

Galería Noticia

El próximo recibo de la luz puede causar un disgusto.

pamplona- Los precios de la electricidad han marcado récord tras récord en agosto (70,99 euros Mwh el martes) y el mes va a cerrar con un precio medio de entorno a 64 euros Mwh. Eso supondrá un tercio de subida respecto al mismo mes de 2017 y revela que el mercado eléctrico está disparado. El mercado de futuros indica, además, que la situación se mantendrá en los próximos meses. Como consecuencia, el recibo medio para un cliente doméstico acogido a la tarifa regulada superará este año por primera vez los 800 euros anuales, un 3% más que en 2017, un ejercicio marcado por la sequía. Si los pronósticos se confirman, 2018 puede ser el año más caro de la historia.

Según el portal lainformación.comhace falta retroceder seis años, hasta 2012, para encontrar un recibo anual tan abultado como el de este año. En 2012, para el usuario medio -4,6kw de potencia contratada y 3.500kwh/año de consumo- la factura también rondó los 800 euros (796 Mwh), pero no llegó a superar las marcas a que apuntan los expertos para este año.

En 2012 una sentencia del Tribunal Supremo dio la razón a Endesa e Iberdrola y obligó a a elevar los peajes y refacturar el recibo de la luz. Ahora la situación es muy distinta. Aunque hay factores diversos que explican la presión al alza de los precios. Dos de esos puntos son fundamentales: por qué pese a la abundancia de lluvias de la primavera, con las reservas hidroeléctricas incrementadas en un 32% respecto a 2017 (datos de REE), los precios no dejaron de subir y por qué los precios suben más en España que en los mercados del entorno pese a estar sometidos a las mismas presiones. Mientras tanto, la escalada de precios sigue. Para el usuario medio, la comparación de agosto de 2018 respecto al mismo mes del año anterior muestra una subida del 10% en el recibo, de 63 a 70 euros. Parte del aumento se debe al incremento interanual en el precio de las materias primas -43% el petróleo, 58% el gas y 26% el carbón- y del precio del CO2, que se ha disparado un 230%. Pero esas subidas no lo explican todo. Tampoco los problemas en las nucleares. Porque en el otro lado, para compensar, ha habido más generación con renovables, especialmente hidroeléctrica. - D.N.