El desgaste oculto

Por Tomás de la Ossa - Viernes, 31 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Una profecía de ésas que a veces van y se cumplen: un día un ciclista va a agredir a un periodista en una gran vuelta y la culpa la va a tener un titular del que solemos abusar: “Una etapa de trámite”. Que viene a ser una de esas jornadas en las que no pasa nada en la lucha por la general y en la que al profano le da la sensación de que el pelotón se ha ido paseando hasta la meta y allí se ha decidido todo al sprint. Como si el pelotón fuera un medio de locomoción que transporta a los corredores sin que éstos hagan esfuerzo alguno. De esas etapas hay unas cuántas en las grandes vueltas y son, valga el ejemplo, como los puñetazos al hígado en el boxeo;un desgaste oculto -aún más si, como en la Vuelta 2018, hace tanto calor;aún más si, como ayer, el viento provoca un frenético final con intentos de hacer los temibles abanicos- que pasará factura. Un respeto a las etapas de trámite, que a veces se hacen más duras que las de alta montaña.