Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El síndrome postvacacional

Precaución El insomnio es uno de los síntomas más frecuentes.

Viernes, 31 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Galería Noticia

Para muchos septiembre significa vuelta a la rutina, es decir, vuelta al colegio, al trabajo… lo que a veces se traduce en una sensación de tristeza, apatía, falta de energía y/o motivación, irritabilidad, ansiedad, falta de concentración, insomnio que son los síntomas propios del síndrome postvacacional.

Las personas más propensas a padecerlo son las que han disfrutado de un largo periodo de vacaciones, trabajan en un entorno desagradable, no les gusta su trabajo, tienen menor resistencia ante la frustración o se sienten poco valorados por sus superiores.

Se caracteriza por un cuadro similar al estrés y/o ansiedad, con una duración aproximada de 2-3 semanas. Son pocos los casos que necesitan ayuda profesional pero si la sintomatología perdura más de un mes sería conveniente consultar con un especialista ya que puede derivar a una situación de ansiedad generalizada.

Consejos

Algunas precauciones para evitar este malestar son:

-No volver de vacaciones la víspera de la vuelta al trabajo. Volver unos días antes ayuda a prepararse física y mentalmente para el retorno a la rutina.

-Normalizar los horarios de manera gradual.

-Recuperar los hábitos alimentarios y la realización de ejercicio físico de manera paulatina.

-Dormir adecuadamente.

Sin embargo, para muchos, dormir es complicado. El insomnio es muy frecuente en nuestra población, las causas son muy diversas y el manejo debe basarse en estrategias no farmacológicas, siendo las intervenciones farmacológicas únicamente adyuvantes. Algunas medidas que ayudarán a dormir mejor son:

-Irse a la cama sólo cuando se tenga sueño, para volver a asociar el dormitorio con el sueño.

-Levantarse todos los días a la misma hora, incluidos los fines de semana.

-Evitar las siestas durante el día.

-Evitar comidas copiosas, el alcohol y la cafeína

-Realizar ejercicio moderado al final de la tarde.

-Practicar ejercicios de relajación antes de acostarse.

-Mantener condiciones ambientales adecuadas para dormir (luz, ruidos, temperatura…).

Por tanto, si la vuelta al día a día te resulta difícil y dormir aún imposible no dudes en consultar con tu farmacéutico para recibir un asesoramiento personalizado.