Caminantes y ciclistas

Maribel Tena Martínez - Sábado, 1 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Caminando por el paseo fluvial del Arga, en el tramo de Burlada al Molino de San Andrés, me sorprende cómo los ciclistas pasan entre los caminantes a una velocidad, pienso que excesiva y sin avisar (tocar el timbre, que para eso está, ¿si?), con lo que el paseo se convierte casi en un deporte de riesgo (de atropello) o en una sesión de flexiones de cuello para ver si vienen los ciclistas silenciosos.

Y aunque hay un cartelito que advierte de reducir la velocidad a las bicis, y preferencia peatonal, nada parece indicar que sea puesto en práctica.

Reflexión: Si los ciclistas son los débiles y vulnerables en la carretera, en este paseo peatonal los vulnerables son los caminantes. ¡Vaya plan!

Soluciones: o un carril solo-bici, o practicar el respeto: ir despacio y avisar trrrinnngggg!!!!!!!!. Es muy fácil.