Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Retrasos, bajas calidades e incumplimientos

Irache ha recibido más de 4.700 casos en verano, sobre todo por transporte o alojamiento

EFE - Sábado, 1 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 11:54h

Logotipo de la Asociación de Consumidores Irache.

Logotipo de la Asociación de Consumidores Irache.

Galería Noticia

Logotipo de la Asociación de Consumidores Irache.

PAMPLONA. La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha atendido más de 4.700 casos en lo que va de verano, sobre todo por problemas derivados del alojamiento y del transporte durante las vacaciones, como la baja calidad del establecimiento, servicios que se prometen pero no se dan y retrasos en vuelo y maletas.

Numerosas consultas, señala la asociación en un comunicado, se han referido a la mala calidad del hotel o del apartamento donde se han alojado los asociados. En la mayor parte de los casos el problema es que la imagen y las prestaciones que se ofrecen a través de internet no es la que realmente ofrece el alojamiento.

Así, varias personas se han quejado por la suciedad del hotel, porque era viejo o porque, por ejemplo, una de las piscinas no estaba habilitada para el uso, y también ha habido quejas porque el apartamento alquilado no estaba tan cerca de la playa como se indicaba, no era tan amplio como parecía o no contaba con lavadora ni lavavajillas.

Ha habido igualmente reclamaciones por estancias en camping, porque el programa de animación infantil era deficiente o porque las instalaciones no eran las publicitadas, como que el spa no estaba en funcionamiento y el gimnasio âde última generaciónâ era una habitación con cuatro máquinas de pesas.

En todos los casos, recuerda Irache, es importante dejar constancia de la reclamación en el mismo establecimiento y poder documentar, a través de fotografías u otros soportes, la situación que sustenta la queja.

Asimismo, en algunos casos el problema no ha sido que el apartamento era peor de lo esperado sino que éste no existía o ya estaba ocupado, y en otras ocasiones se ha tratado directamente de fraudes, ya que los usuarios han creído que alquilaban a través de un portal turístico un alojamiento pero en realidad era una página web falsa y han perdido todo el dinero pagado para la supuesta reserva.

El otro gran motivo de queja está siendo el transporte, principalmente los retrasos de vuelo o problemas con los equipajes. En este sentido, han destacado los problemas derivados de huelgas de trabajadores de Ryanair.

Más allá de estos conflictos laborales, se han producido cancelaciones y sobre todo retrasos de más de tres horas y también se han dado numerosas incidencias con las maletas, fundamentalmente por daños o retrasos en la entrega.

Además, ha habido problemas por transporte de otros bienes, como bicicletas, aunque en menor número, y otras personas han acudido porque han tenido que anular un viaje ya reservado por cuestiones de fuerza mayor, como enfermedades, operaciones quirúrgicas o incluso el fallecimiento de algún familiar.

Ha habido asimismo algún problema por cobro de facturas telefónicas, generalmente de personas que han viajado en crucero y que, al pasar por zonas limítrofes o pertenecientes a terceros países, han visto disparada su factura, hasta 450 euros.

También ha ocurrido en viajes por Europa pero en los que se han transitado por países no pertenecientes a la Unión Europea y, por tanto, donde no tiene valor la obligación de no cobrar por roaming.

Aunque en menor medida, ha habido quejas en hostelería, sobre todo por precios pero también por la deficiente atención.