Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Arróniz | El cohete

Un arranque de sorpresas, encuentros y emoción

El edil Javier Barbarin Alegría dio inicio a la juerga
La jornada incluyó un homenaje inesperado a la labor de Pablo Mª Echeverría, secretario municipal

Julen Azcona - Domingo, 2 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La plaza frente al ayuntamiento, abarrotada de gente tras el estallido del cohete anunciador de las fiestas patronales en honor a la Virgen de Mendía.

La plaza frente al ayuntamiento, abarrotada de gente tras el estallido del cohete anunciador de las fiestas patronales en honor a la Virgen de Mendía. (JULEN AZCONA)

Galería Noticia

La plaza frente al ayuntamiento, abarrotada de gente tras el estallido del cohete anunciador de las fiestas patronales en honor a la Virgen de Mendía.

ARRÓNIZ. Una intensa jornada de sentimiento y sorpresas;así fue el primero de los ocho días de fiestas patronales en Arróniz, que dieron ayer el pistoletazo de salida de la mano del concejal socialista Javier Barbarin Alegría. El edil quiso dirigirse a la abarrotada plaza que esperaba el estallido del cohete con un “sopicones, sopiconas, viva la Virgen de Mendía, viva Arróniz, gora Arróniz, viva Navarra, disfrutemos de nuestras fiestas siempre con respeto”.

Dentro del ayuntamiento, Barbarin reconoció estar “nervioso” y aseguró que cuando el alcalde, Ángel Moleón (PSN), le ofreció ser cohetero no se lo esperaba. “Las de Arroniz son mis fiestas y las siento mucho”. La carga emotiva del día se intensificó cuando a continuación tuvo lugar un homenaje sorpresa por parte del Consistorio a Pablo Mª Echeverría. Se trata del secretario municipal del Ayuntamiento, que se jubilará en octubre tras más de 30 años en el cargo.

“El homenajeado no sabe nada porque de enterarse no habría venido”, aseguró Moleón. “Es un sopicón de pura cepa que ha dedicado su vida al servicio público y dejará un vacío difícil de llenar. Nos deja no solo un secretario, también un consejero y un bastón donde apoyarse, más allá del signo político de la Corporación”.

Echeverría aceptó un regalo del alcalde y afirmó estar “emocionado. No me lo esperaba y no sé qué decir”. Rodeado de familiares y amigos, destacó de su trayectoria “la ilusión por hacer de Arróniz un pueblo mejor y las ganas de trabajar”. Lo peor, “tener que decir que no a tus vecinos”.

Tras la entrega de premios del certamen de carteles -cuyo primer trofeo fue para Jaione González, de Sarriguren- y de subvenciones a las distintas asociaciones que dan vida a la localidad, la fiesta continuó con unas rondas por las calles, organizadas por la asociación juvenil Ibarrea y amenizadas por la charanga Mendi Zarra.

Ángel Moleón deseó que los festejos se desarrollen “con normalidad” y aseguró tener un programa festivo “muy elaborado que complace a todos y todas”, del que destacó jornadas como la procesión o la pochada, aunque su día favorito es “el del cohete”. Sobre si estas serán sus últimas fiestas en política, el primer edil aseguró que un reciente cambio en su situación laboral le permitirá volver a presentarse a las elecciones de mayo, “siempre que mis compañeros de agrupación y el partido así lo deseen”.