Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los populares tensan la cuerda para arremeter contra la tibieza del psoe

Casado utiliza el recurso del miedo a una confrontación civil en Catalunya
Calvo pide a los partidos “arrimar el hombro” por una “España constitucional”
Torra pide “sacrificios” en el camino a la república

Domingo, 2 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Pablo Casado, presidente del PP, durante la apertura del curso político del partido, ayer en la Carballeira de San Xusto (Pontevedra).

Pablo Casado, presidente del PP, durante la apertura del curso político del partido, ayer en la Carballeira de San Xusto (Pontevedra). (Foto: Efe)

Galería Noticia

Pablo Casado, presidente del PP, durante la apertura del curso político del partido, ayer en la Carballeira de San Xusto (Pontevedra).

MADRID- El líder del PP, Pablo Casado, aseguró ayer que “la crispación” en las calles de Catalunya empieza a dar miedo y pidió “no pasar de los lazos amarillos a los negros”, durante la apertura del curso político de su partido en Cerdedo-Cotobade (Pontevedra).

En el acto, Casado anunció además que el PP celebrará el 1 y 2 de diciembre su convención nacional que estará coordinada y liderada por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Ante los más de 1.500 presentes en la Carballeira de San Xusto, el líder popular afirmó que el “buenismo” del jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, trajo “lo que avisamos que iba a traer”, en alusión a la crisis migratoria y la situación catalana.

Sobre Catalunya, criticó que Sánchez consienta que los independentistas avancen por la vía actual y el Gobierno no actúe con determinación ante lo que se desencadena con ello, puesto que “no se puede pasar de los lazos amarillos a los negros”.

Recriminó, en esta línea, que a “una mujer le partan la cara” por retirar un emblema amarillo y recordó que su grupo pidió una modificación legislativa urgente de la Ley de Símbolos con el propósito de que no sea “discrecional” su uso.

Sobre el cruce de declaraciones entre Sánchez y el presidente catalán, Quim Torra, apeló a la “responsabilidad” y criticó unas “vacaciones” prolongadas de los gobernantes cuando hay problemas de gran magnitud y lo que toca es “estar ahí”, máxime ante una “crispación política, jurídica y legal” como la que, bajo su criterio, se vive desde hace tiempo. “Hoy hay ciudadanos pegándose en las calles de Catalunya y debemos exigir a los Mossos que hagan su trabajo”, insistió Casado.

lazos amarillosEl jefe de los populares recalcó que “no podemos pasar de los lazos amarillos a los lazos negros”, en referencia igualmente al intento del viernes de agresión a un hostelero en Blanes (Girona) por “retirar los lazos de su local”. Casado mostró el apoyo del PP a “todos aquellos ciudadanos que hartos de lo que ven en la calle quieren salir a quitar esos emblemas contra la democracia española con sus propias manos”.

Pero “en democracia cada uno tiene que hacer lo que tenga que hacer, no podemos pedir a los ciudadanos que hagan su trabajo”, dijo. Pidió, además, respeto, unidad y contundencia y no “denostar” jamás la democracia representativa, porque hacerlo significa vaciarla “de contenido”. “La crispación en las calles empieza a dar miedo. Hay que tomárselo en serio”, urgió. Y agregó: “Todo nuestro apoyo a aquellos valientes ciudadanos que salen a la calle a quitar esos emblemas contra la democracia española. Desde el respeto y la unidad con las fuerzas constitucionalistas, reclamamos que en democracia sean las instituciones quienes defiendan a los ciudadanos”.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, instó ayer a las fuerzas políticas del país a “arrimar el hombro” ante la “crisis” de Catalunya, en una España constitucional, en la que la comunidad catalana “tiene su sitio” y en la que apela a que “la política vuelva a la política”, con pactos en los que todos “cedan y escuchen”. Así lo transmitió en el transcurso del acto del partido celebrado en Santiago de Compostela (Galicia) ante más de un centenar de cargos y militantes socialistas.

Desde la Generalitat catalana, su presidente, Quim Torra, afirmaba ayer que los independentistas deberán tener “toda la determinación del mundo” y estar dispuestos a “todos los sacrificios” necesarios para lograr su objetivo, tendiendo “siempre” la mano “al diálogo y la negociación”.

En Juneda (Lleida), en un acto de inauguración de la plaza 1 de octubre, en homenaje al referéndum del 1-O, insistió en la “vía pacífica pero imparable” del independentismo para lograr la independencia de Catalunya. “Debemos tener toda la determinación del mundo, estar dispuestos a todos los sacrificios que tendremos que asumir y, siempre, tendiendo la mano al diálogo y a la negociación. No lo podemos hacer de otra manera”, avisó Torra. “Nosotros sólo seremos independientes si marchamos juntos, si marchamos unidos y si marchamos solidariamente y fraternalmente convencidos de que la vía pacífica, pero imparable es la vía que nos toca emprender a partir de ahora”, resaltó. - Efe/D.N.