La fiesta del tomate

Los frutos de Santiago sanz ‘el tako’ se llevaron el primer y segundo premio del concurso del tomate feo

Un reportaje de Fermín Pérez-Nievas - Domingo, 2 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Varios tudelanos observan la exposición de tomates de diversas variedades en la plaza de Los Fueros.

Varios tudelanos observan la exposición de tomates de diversas variedades en la plaza de Los Fueros.

Galería Noticia

Varios tudelanos observan la exposición de tomates de diversas variedades en la plaza de Los Fueros.Asun Sanz, Erika Barral, Daniel y Diego y Luis del Rey (con sombrero), ganadores del concurso.Una niña observa algunos de los tomates a concurso.Miembros del jurado probando algunos de los tomates.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

dos sabrosos tomates de la huerta de Santiago SanzEl Tako, situada en el término municipal de Arketas de Tudela, se hicieron con los dos primeros premios en el Concurso del Tomate Feo de Tudela que, por segunda ocasión, se ha celebrado en el mes de septiembre después de que hace dos años se trasladara a esta fecha desde el mes de julio. Éste fue el acto más emblemática del fin de semana dedicado a este emblemático fruto de la huerta tudelana en el que también se celebró una exposición de distintos tipos de tomates, una degustación de salmorejo y tostadas de aceite, talleres medioambientales y cuentacuentos ambientales. Una de las mayores atracciones fue la organizada por el colectivo Helianto en el que deban a degustar tomate ecológico para que el público notara la diferencia en el sabor.

Organizado por el restaurante Remigio de Tudela (en colaboración con diversos colectivos), los actos de este fin de semana buscan la exaltación de el tomate Feo de Tudela, una variedad que está ganando fama fuera de la capital ribera y que destaca por su aroma y sabor. El Feo de Tudela es uno de los manjares de la huerta tudelana en verano, de piel fina, de un intenso color rojo que destaca, sobre todo, por su textura jugosa y su poderoso e inolvidable sabor que se recoge entre el 20 de agosto y el 20 de septiembre. Según explicó Luis Salcedo, chef del restaurante Remigio, “cuando lo celebrábamos en el mes de julio había tomates que no estaban aún desarrollados. Ahora llegan con mucho más sabor y los de este año son de una calidad excelente”.

Al concurso de tomates se presentaron 91 ejemplares, de los que 70 competían por el título del mejor sabor y 21 por el de ser el más feo. En el primer apartado es un grupo de varios expertos quienes catan los tomates y deciden cuál merece ser el título de mejor tomate de 2018 y cuáles le acompañan en el podium. Después de más de una hora de catas y deliberación, decidieron que el mejor era el presentado por Asun Sanz (300 euros), seguida de Erika Barral (200 euros) y Luis del Rey (100 euros), dándose la circunstancia de que los dos primeros procedían de la misma huerta.

En el apartado del tomate más feo es el público el que vota según los frutos expuestos. Los tudelanos apostaron que un pequeño tomate con innumerables deformaciones y aún verde era el ganador, que pertenecía a los pequeños murchantino Daniel y Diego, que lo entregaron en nombre de su padre.

en corto

Jurado. El jurado que eligió los tomates más sabrosos estuvo compuesto por Pío Barbería, Rodolfo Milagro (Ruety), Javier Navarro, Josema Azpetitia, Enrique Sánchez, Juan Gimeno, Luis Salcedo y Aaron Ortiz.

Pinchos solidarios. El comedor solidario Villa Javier repartió salmorejo y tostada de aceite al precio de 1 euro.

Otros actos. Los actos del fin de semana del tomate contaron también el pasado jueves con un taller sobre la extracción de semillas, organizado por la Escuela de Sostenibilidad. Por último el viernes se celebró un curso bajo el título La cocina del tomate, variedades, evolución y cata celebrado en el Remigio. Esa misma noche se celebró una cena al precio de 30 euros realizada íntegramente con producto ecológico.