Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Fallece una persona ahogada en el río Ebro a su paso por la localidad de Azagra

El percance sucedió en torno a las 17 horas cuando el fallecido, de 41 años y vecino de Terrassa, se lanzó a cruzar a nado el río
Según los testigos que dieron aviso a emergencias empezó a tener problemas para salir a la orilla

Lunes, 3 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El equipo de Rescate Acuático de los bomberos de Peralta en el lugar del suceso.

El equipo de Rescate Acuático de los bomberos de Peralta en el lugar del suceso. (Bomberos)

Galería Noticia

El equipo de Rescate Acuático de los bomberos de Peralta en el lugar del suceso.

azagra- Una persona falleció ayer en el río Ebro a su paso por Azagra víctima de un ahogamiento. Aunque la investigación del caso la lleva Guardia Civil y habrá que esperar los resultados de la misma, testigos presenciales que dieron el aviso a los equipos de emergencia apuntaron que el fallecido se introdujo en el agua y al llegar a la otra orilla no fue capaz de salir del cauce por sus propios medios. Hasta el lugar se desplazaron efectivos de bomberos de Peralta, Policía Local y una patrulla de la Guardia Civil que no pudieron hacer nada por su vida y procedieron a recuperar su cuerpo. El fallecido, L.G.S., 41 años, se encontraba sólo en ese momento y estaba domiciliado en Terrassa (Catalunya).

En torno a las cinco de la tarde de ayer una pareja que estaba pescando en esta zona del río Ebro a su paso por la localidad de Azagra observó un comportamiento extraño de una persona que se introdujo en la aguas de este río en el lugar conocido como La Barca, un espacio de ocio para la pesca deportiva y cercano a un bar. “Venía a la orilla con una bolsa y se iba. En un primer momento se quitó la camisa y se acercaba al río. Luego se fue quitando el resto de la ropa y se tiró al agua”, recuerdan. En un principio el fallecido pudo nadar con cierta normalidad pero al llegar a la otra orilla (la que corresponde a La Rioja) empezó a experimentar problemas para mantenerse a flote y agarrarse a las ramas para salir hasta que desapareció bajo las aguas. Estos testigos dieron la voz de alarma a las 17.25 horas y hasta el lugar se personaron con rapidez equipos de rescate (incluso con una UVI móvil y una zodiac) que sin embargo no pudieron hacer otra cosa que rescatar su cuerpo y certificar su fallecimiento. Más tarde se dio el levantamiento del cadáver por parte de la autoridad judicial.

El fallecido, de 41 años, estaba domiciliado de Terrassa aunque pudiera ser natural de una localidad andaluza, extremo sin confirmar. El lugar donde ocurrió el percance es muy popular. El Ebro tiene una anchura notable en este punto aunque la profundidad oscila entre el metro y los dos metros, pero la orilla riojana es abrupta y complicada para salir. La noticia se extendió ayer por la localidad aunque, al parecer, no se trata de una persona con un gran arraigo en el pueblo y quizá pudiera estar desempeñando algún trabajo laboral de temporada. - J.I.C/M.S.G.