Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los idiomas y el repaso del temario escolar engloban la demanda de las academias en verano

Estos centros valoran de forma negativa el adelanto de la convocatoria extraordinaria a junio

Joana Lizarraga - Lunes, 3 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- Ante la implantación del sistema que adelanta las pruebas extraordinarias de septiembre a junio en todos los cursos de Secundaria, los alumnos no han sido los únicos que han afrontado al verano de otra manera: las academias también han tenido que adaptarse a los cambios con una demanda que ya no se enfoca en las recuperaciones.

“El volumen ha descendido bastante en líneas generales. Solo se ha mantenido la demanda en los campos que no han sufrido cambios”, asegura Iñigo Rodríguez, uno de los directores de Educativa. Esta academia de Pamplona divide a los alumnos en tres áreas: las pruebas de acceso, que antes de la implantación del nuevo sistema no contaban con exámenes extraordinarios en septiembre, por lo que su demanda se mantiene;escolares y universitarios cuya demanda ha bajado drásticamente en verano al adelantar las recuperaciones;e idiomas, que mantiene la media de alumnos inscritos respecto a años anteriores.

Los responsables de las academias consultadas coinciden en que su “supervivencia en verano” se sustenta en la estabilidad de la demanda de los cursos de idiomas: “Supone un 80-90% de nuestros alumnos. El inglés, el euskera y, en menor medida, el francés son lo más solicitado”, apunta Laura Visiers, profesora de la academia San Fermín.

Asimismo, otra de las opciones más demandadas en las academias en verano es el refuerzo del temario escolar “para los chavales que van algo justos”, según comenta Visiers. “Muchos padres y madres traen a niños que están en Primaria o en la ESO para adelantarse a las materias del próximo curso o para repasar las asignaturas que no les fueron bien el año académico anterior”.

Por su parte, María Teresa Arcos, directora de la academia Irunlarrea, añade otro perfil de alumno que, aunque sea menos frecuente, “todos los años hay algún caso”: aquellos que han estudiado o van a estudiar en el extranjero y necesitan ponerse al día para alcanzar el nivel de sus compañeros.

Este es el caso de Mario Mongay Mariezcurrena, de 17 años, que ha estudiado seis meses en Estados Unidos y lleva todo agosto en la academia Educativa. Este alumno de Liceo Monjardín ya tomó clases de refuerzo el verano pasado: “Cogí unas bases antes de empezar el Bachillerato porque allá el nivel es más bajo y si no, al volver, estaría un poco perdido”. Actualmente, Mario acude a la academia para ponerse al día y así estar preparado para afrontar 2º y prepararse para estudiar “alguna ingeniería”.

segundo año sin septiembreEl curso escolar que dará comienzo en una semana será el segundo desde que se implantó el sistema que adelanta las pruebas extraordinarias de septiembre a junio. La Asociación de Directores de Institutos de Navarra (ADI) propuso esta medida a Educación, con el fin de mejorar los resultados del alumnado y la organización del curso. Y el tema ha generado debate.

“El sistema educativo plantea una problemática doble: los alumnos que han aprobado todo a la primera se ven privados de un mes más de conocimientos;y, por otra parte, dificulta la posibilidad de aprobar en la recuperación de junio a aquellos estudiantes que han suspendido con notas muy bajas o que cargan con varias asignaturas. En un par de semanas no da tiempo a preparar muchas cosas, en cambio, si tuvieran los meses de verano tendrían más oportunidades de aprobar”, argumenta la profesora en la academia San Fermín.

Por otra parte, Rodríguez destaca la decisión de “algunos colegios concertados de adelantar las convocatorias para que los alumnos saquen las asignaturas suspensas del curso anterior a principios del siguiente año académico. En vez de hacer el examen en marzo lo hacen en una especie de nuevo septiembre para que a los chavales no se les acumule con las materias del nuevo curso”.

El director de Educativa cree que adelantar la convocatoria extraordinaria a junio “solo beneficia a los alumnos que tienen hasta dos asignaturas suspendidas mientras que tener más, en la mayoría de los casos, supone repetir curso”.