Marcos Mendes delantero de la peña sport

“He empezado bien, pero voy a trabajar para ser el pichichi”

Cuatro goles lleva Marcos Mendes en las dos primeras jornadas de Liga. Ha llegado a un grande, como es la Peña Sport, y no le falta ambición para marcarse retos

M.J. Armendáriz Unai Beroiz - Martes, 4 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Marcos abraza a Ganuza.

Marcos abraza a Ganuza.

Galería Noticia

Marcos abraza a Ganuza.

pamplona- Se hace raro ver a Marcos Mendes con una camiseta diferente a la del Egüés, donde ha crecido futbolísticamente. Con 25 años ha dado el salto a la Peña Sport. Un equipo a la altura de sus ambiciones.

Le gusta empezar bien las temporadas.

-Sí, sí. Cuando otros están de vacaciones, a mí me gusta entrenar. Ir a un sitio y quedarme tirado no me va... Me parece que pierdo el tiempo. Me gusta ir al gimnasio o a correr... Físicamente ya me notaba en los partidos de pretemporada. Además de estar bien físicamente, tengo la motivación de un equipo nuevo y ambicioso. He trabajado duro para ayudar al equipo, que tiene objetivos.

Llega a un equipo como la Peña Sport, que aspira a todo.

-Sí. El objetivo nuestro a nivel deportivo es el triplete: ganar la Copa Federación, el miércoles en Cintruénigo, ganar la Liga y la Fase de Ascenso. A nivel personal, lucharé por ser el pichichi. Intentaré trabajar para ello. Soy positivo y me gusta marcarme retos. Ahora mismo estoy físicamente muy bien y me he adaptado muy bien, porque me recibieron todos muy bien. El entrenador es muy cañero, pero a mí me gusta entrenar así.

¿Cómo se adapta Marcos al juego de la Peña Sport?

-El entrenador le gusta tener el balón, pero sobre todo quiere un equipo que sea vertical. Aprovechando la calidad de muchos jugadores y la velocidad de otros, como yo, podemos hacer ese fútbol. Además, el campo de Tafalla es de los míos: grande, con espacios, de hierba natural bien cuidada... Yo llevo 12 años en Egüés, en un campo pequeño, y ahora estoy disfrutando. Siempre digo que los cambios que da uno en la vida, sean grandes o pequeños, que sean para mejor. Y siento que este cambio que he dado será para mejor, porque siempre he tenido ilusión de jugar una fase de ascenso y creo que lo conseguiremos.

¿Le costó dejar el Egüés?

-Bueno, ellos me entendieron y me felicitaron. Para mí ha sido, es y será mi segunda casa. Ha quedado ese cariño y siempre que puedo voy a verlos. Pero creo que un cambio de aires no viene mal y hace ilusión saber que un equipo superior se interesa por ti. Lo medité y me gustó la posibilidad de jugar una Fase de ascenso. Otros equipos me han llamado otras veces pero no ha sido nunca en el momento oportuno.

Seguro que tiene el partido ante el Egüés marcado en rojo.

-Sí, claro. El 14 de octubre. Es mi segunda familia y, además, allí sigue mi hermano. La temporada pasada hice allí mi mejor temporada, con 20 goles.

¿A quién ve como el principal rival en Tercera?

-Me han dicho que Osasuna ha hecho un gran equipo, pero yo soy de los que pienso en mi equipo, en cada entrenamiento y en mis compañeros. Jugamos en la quinta jornada y será un partidazo.

Lleva en Pamplona desde 2005. ¿Se valora más lo que cuesta llegar alto cuando el camino ha sido difícil?

-Sí, nadie me ha regalado nada y todo lo he conseguido con esfuerzo. Soy trabajador y lucho siempre por lo que quiero. Me tocó salir de mi país, ir unos años a Senegal hasta conseguir el visado y por fin en 2005 vine con mi madre mi hermano y una de mis hermanas. Mi padre ya estaba aquí. Después llegó mi hermana mayor. Se valora tener a la familia aquí, porque en los momentos malos uno siempre recurre a ellos. Es una suerte y un lujo.

las claves

el protagonista

Fecha y lugar de nacimiento. 26-2-1993, Guinea Bisau.

Familia. Vive con su hermano en Huarte. Sus padres y sus hermanas viven en Pamplona.

Trabajo. Metalistería TMA.

Trayectoria. Empezó a jugar en Oberena, se pasó a fútbol sala y fue tercero en el Campeonato de España de fútbol sala con la selección. Volvió al fútbol en Lezkairu y en el primer año de juveniles fichó por el Egüés. Ha estado allí ocho años.