El paro sube un 0,29% en Navarra con el fin de la campaña verano y baja un 9,14% en un año

El desempleo sube en agosto en todas las autonomías, y la Comunidad foral es tras Canarias la que menos incremento registra

EP - Martes, 4 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 09:08h

Evolución del paro registrado en Navarra.VER VÍDEOReproducir img

Evolución del paro registrado en Navarra.

Galería Noticia

Evolución del paro registrado en Navarra.ReproducirEvolución del paro registrado en Navarra.Varias personas esperan junto a la oficina de Paulino Caballero del Servicio Navarro de Empleo (SNE). empleo, inem, desempleo, paro

PAMPLONA. El número de personas desempleadas registradas en las agencias del Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL) se ha situado al finalizar agosto en las 32.664 personas.

Según este dato, se ha dado un ligero repunte mensual del desempleo registrado de un 0,29%, lo que ha supuesto 95 personas desempleadas más. Sin embargo, en términos anuales se ha dado una reducción del desempleo del -9,14%, lo que representa un descenso de 3.287 personas desempleadas menos en un año.

Se trata del primer aumento del desempleo ocurrido en un mes de agosto desde el año 2009, “una circunstancia, sin duda, negativa”, según ha manifestado en rueda de prensa el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, quien no obstante ha apuntado que existen ciertos elementos o pautas similares con lo sucedido en años anteriores a la crisis. Por ejemplo, en agosto de 2007 también se produjo un aumento del desempleo en el mes de agosto, siendo incluso superior al actual. Entonces, el número de personas desempleadas aumentó en 192 personas.

Por tanto, a juicio del vicepresidente Laparra, “aunque todo aumento del desempleo es negativo, no se debe tomar el dato de manera aislada sino teniendo en cuenta tanto la evolución o tendencia desde una perspectiva temporal mayor, como el contexto en el que se produce, muy diferente al de la etapa de crisis”. En ese sentido, en términos de contexto, el descenso anual del desempleo, el señalado -9,14%, es el segundo mayor descenso del mes de agosto tras el año 2015 (-9,6%). Por otra parte, a pesar de este crecimiento mensual del paro, hay que remontarse hasta finales 2008 para encontrar unas cifras de paro registrado similares.

En relación con lo apuntado, no conviene olvidar que la cota máxima de desempleo se alcanzó en Navarra en febrero de 2013, en ese mes la cifra de personas desempleadas fue de 56.524. Es decir, desde entonces la reducción del paro ha sido del -42,2%, lo que supone un descenso de 23.860 personas paradas registradas.

Comparativa con el Estado

Por su parte, en el Estado el desempleo ha crecido un 1,50% en un mes mientras que anualmente ha descendido un -5,92%. Por tanto, en el mes de agosto el paro aumenta en mayor medida en el Estado y desciende en menor medida en un año. De hecho, en un año, Navarra ocupa la tercera posición en la reducción anual del desempleo, por detrás de Castilla y León (-9,42%) y Galicia (-9,22%), y por delante de las Comunidades Autónomas de nuestro entorno, Aragón (-8,15%), País Vasco (-7,21%) y La Rioja (-5,30%).

Otro elemento que sigue resultando de “especial transcendencia”, a juicio del vicepresidente Laparra, es el que tiene que ver con el nivel de cobertura que representa el Sistema estatal de protección por desempleo. Los últimos datos presentados vuelven a reflejar la “evidente limitación del sistema estatal”, a pesar de que el nivel de cobertura ha roto su tendencia descendente y suma el segundo mes consecutivo de incremento. La tasa de cobertura por desempleo correspondiente al mes de julio, último dato disponible, es del 52,21%. Es decir, 2,2 puntos más que la de junio y 1,3 puntos más que la de hace un año. De todas formas, “también conviene tener en cuenta que el aumento de la tasa de cobertura en el mes de julio resulta ser un hecho habitual. Tras el aumento de dicha cobertura en los meses de junio y julio es habitual que descienda en los siguientes meses”, ha añadido Miguel Laparra.

En definitiva, según estos datos, más de la mitad de las personas desempleadas carecen de cobertura en este sistema, exactamente un 52,7%. Así, si se tiene en cuenta al conjunto de la población desempleada, el número de personas paradas sin cobertura en Navarra se cifra en 17.167 personas. De ahí “la gran importancia de contar con herramientas propias de apoyo como la Renta Garantizada”, ha apuntado el vicepresidente de Derechos Sociales.

Conviene tener en cuenta también que un 64% de las personas con cobertura por desempleo tienen una prestación contributiva pero que el 30,8% tienen un subsidio, un 4,9% una Renta Activa de Inserción (RAI) y un 0,3% se inscriben en el Programa de Activación del Empleo (PAE), con todo lo que ello supone en cuanto a nivel de ingresos.

Por su parte, en el Estado, la tasa de cobertura asciende hasta el 60,10%, es decir, es 7,9 puntos superior.

Afiliación a la Seguridad Social y contratación

Respecto a la afiliación a la Seguridad Social, los datos reflejan un ligero descenso mensual por lo que el nivel de afiliación se mantiene estable.

El número medio de personas afiliadas a la Seguridad Social en Navarra se sitúa en el mes de agosto en las 280.415, por tanto, 560 menos que el mes anterior pero 8.820 más que hace un año. Estas variaciones suponen en términos porcentuales un descenso del -0,20% en un mes pero un crecimiento anual del 3,25%, lo que demuestra que efectivamente se está creando empleo. Además, si se tiene en cuenta la media de la afiliación en lo que va de año, es decir la correspondiente al periodo enero-agosto, se ha dado un crecimiento del empleo de un 3,6% respecto al mismo periodo de 2017.

Por otra parte, en comparación con el Estado, el descenso mensual ha resultado mayor (un -1,07% en el Estado) mientras que el crecimiento anual en el Estado ha sido menor (un 2,89%).

En ese sentido, la comparativa por CCAA sitúa a Navarra entre las Comunidades en las que más empleo se ha creado en términos anuales. Ese aumento del 3,25% anual sitúa a la Comunidad Foral en el cuarto puesto por detrás de Madrid (4,01%), Canarias (3,89%) y La Comunidad Valenciana (3,67%).

Además, la comparativa con las comunidades con menores tasas de paro, que son precisamente las de nuestro entorno, muestra una evolución mensual y anual más positiva. Ya se ha indicado que en Navarra, la comunidad con menor tasa de desempleo, se ha dado un incremento anual de la afiliación del 3,25%. Pues bien, en Aragón el crecimiento del empleo medido a través de la afiliación ha sido de un 2,26% anual mientras que se ha dado un descenso mensual del -1,39%. Por su parte, en La Rioja, el incremento anual ha sido del 1,97% y el descenso mensual ha sido del -1,29%. Por su parte, en el País Vasco el aumento anual de la afiliación ha sido del 1,88% frente a un descenso mensual del -1,38%.

No conviene olvidar tampoco que la cota mínima de afiliación se alcanzó en enero de 2014 con 243.505 afiliaciones. Por tanto, si se tiene en cuenta el último dato de agosto, se ha producido un crecimiento de 36.910 afiliaciones, un 15,2%. Hay que remontarse a finales de 2008 para encontrar un nivel de empleo, medido a través de la afiliación a la Seguridad Social, similar.

En cuanto a la contratación, el número de contratos con centro de trabajo en la Comunidad Foral registrados en el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare durante el mes de agosto ha sido 31.043, esta cifra supone un descenso de 3.018 contratos respecto al mes anterior, un -8,9%. Sin embargo, en términos anuales se ha mantenido el nivel de contratación ya que en agosto de 2017 se registraron casi el mismo número de contratos (31.047 contratos). En relación con ese descenso mensual, el análisis evolutivo indica que el mes de agosto no resulta ser un mes favorable en cuanto a la contratación.

Un elemento a destacar de manera especialmente positiva que corrobora la mejora de la calidad del empleo generado es el crecimiento de la contratación indefinida. Así, mientras que en un mes se ha producido un aumento del 14,7% de contratación indefinida, se ha dado un descenso del -10,1% de los contratos temporales. Por tanto, el descenso de la contratación respecto a julio obedece en exclusiva a la reducción de la contratación temporal.

Estas variaciones han hecho que el peso de la contratación indefinida se sitúe en el 6,42% de la contratación realizada durante el mes de agosto.

Respecto al mismo mes del año pasado, los datos también reflejan el mayor aumento de la contratación indefinida, dentro de un contexto generalizado de creación de empleo. De esta forma, el número de contratos indefinidos aumenta anualmente un significativo 37%, mientras que la contratación temporal se reduce en un -1,83%.

Pero además, más allá de los valores mensuales, si se tiene en cuenta la evolución de la contratación en lo que va de año, es decir, los contratos registrados en el periodo de enero a agosto, los datos corroboran como el crecimiento de la contratación indefinida es mayor. Así, el número contratos indefinidos durante los ocho primeros meses del año ha crecido un 20,8% respecto al mismo periodo del año pasado, mientras que el crecimiento de la contratación temporal ha resultado, en términos relativos, claramente inferior, un 3,5%.

Por otra parte, los datos acumulados de los contratos temporales muestran como la contratación temporal mejora respecto a su duración. Así, según la variación anual, el número de contratos temporales cuya duración es superior a seis meses se ha incrementado un 12,8% en lo que va de año, mientras que los contratos de menos de una semana lo han hecho un 0,8%. A pesar de que se trata de un dato positivo, también conviene indicar que el peso de los contratos temporales de menos de una semana representa el 38,8% del total de la contratación en lo que va de año. En el mismo periodo de 2017 (enero-agosto) supusieron el 40,2% del total de contratos.

Desglose de datos del paro

Por agencias de empleo, y en términos mensuales, se ha producido una variación mensual desigual.

Las agencias en las que ha descendido el desempleo han sido las siguientes: Lodosa un -6,7%, Aoiz / Agoitz un -3,8%, Tudela un -3,6% y Tafalla el -2,5%. Por el contrario, se ha dado un aumento del desempleo en las agencias de Rochapea (Pamplona) con un aumento mensual del 1,1%, Ensanche (Pamplona) 1,7%, Estella-Lizarra (1,8%), Yamaguchi (Pamplona) 3,4%, Doneztebe / Santesteban (3,7%) y Altsasu / Alsasua (5,8%).

Respecto a la variación anual, en este caso se ha dado un descenso del desempleo generalizado, es decir, se ha producido una reducción del desempleo en todas las agencias, aunque de nuevo se ha dado de manera divergente.

Dichos descensos anuales han sido los siguientes: en la agencia de Aoiz / Agoitz un -17%, Doneztebe / Santesteban (-12,1%), Yamaguchi (Pamplona) -11,7%, Altsasu / Alsasua (-11,4%), Ensanche (Pamplona) -9,8%, Rochapea (-9,5%), Tudela (-7,4%), Lodosa (-7,4%), Estella-Lizarra (-4,9%) y Tafalla (-4,25).

Respecto a la caracterización del desempleo, según sexo, hay 19.662 mujeres desempleadas, produciéndose un aumento de 70 paradas más en un mes, un 0,36% de incremento y en 13.002 parados, con un aumento del 0,19% (25 desempleados más con respecto al mes anterior). Por tanto, el crecimiento mensual del paro ha resultado algo mayor entre las mujeres.

De esta forma, los datos siguen reflejando una distribución desequilibrada del desempleo. La proporción de las mujeres desempleadas con respecto al total del paro es actualmente del 60,2%, cuando a finales de 2009 llegó a ser del 49%, es decir, once puntos por encima. Hay que tener en cuenta que el número de desempleados desciende anualmente un -12,4%, mientras que el descenso para las mujeres resulta menor, un -6,8%.

Por grupos de edad, se produce un aumento mensual del desempleo principalmente en los primeros intervalos de edad, es decir, en los menores de 25 años y en aquellas personas de 25 a 34 años. En el primer caso, el aumento es del 3,1% (93 más) y en el segundo, el incremento se sitúa en el 1,6% (103 más).

Por su parte, el número de personas desempleadas de entre 35 y 44 años crece levemente respecto a julio un 0,4% (31 más).

Como aspecto positivo, por todo lo que también supone el desempleo en las personas de más edad, hay que destacar el descenso del paro de personas desempleadas de 45 a 54 años con un descenso del -1% (78 personas desempleadas menos), así como el de las personas de 55 y más años con un descenso del -0,7%, 54 personas desempleadas menos.

De esta forma, los jóvenes desempleados y desempleadas menores de 25 años son 3.078 (un 9,4% del total), las personas desempleadas de 25 a 34 años representan el 19,7% del total del desempleo (6.420), los parados y paradas de entre 35 y 44 años suponen el 23,9% (7.801), los parados y paradas de entre 45 y 54 representan el 23,3% (7.617 personas). Por último, el peso del colectivo de personas desempleadas de 55 o más años supone el 23,7%, 7.748 personas.

En cuanto a la variación anual, se produce un descenso generalizado del paro registrado aunque con diferente intensidad. En este caso, destaca el descenso del paro de las personas de menos de 35 años. Así, las personas jóvenes desempleadas descienden un -15,7% (575 menos), y el grupo de entre 25 y 34 años experimenta un descenso del -4,8% (327 menos). Por su parte, el descenso anual de las personas desempleadas de 35 y 44 es del -11,6% (1.022 menos), las personas desempleadas de entre 45 y 54 años descienden en un año un -9,6% (813 menos) y el descenso de aquellas de más de 55 años lo hace un -6,6% (550 menos).

Por nivel de estudios, casi siete de cada diez personas desempleadas siguen sin contar con una formación superior a la primera etapa de secundaria;suponen el 68,9% del total (22.511). Por su parte, el desempleo de las personas con formación universitaria es del 12% del total (3.923 personas). En cuanto a la población desempleada con estudios universitarios conviene significar que siete de cada diez siguen siendo mujeres (un 72,1%).

Por otra parte, según la nacionalidad, el 18,4% de las personas desempleadas en agosto tiene nacionalidad extranjera, se trata de 6.002 personas. En cuanto a las variaciones mensuales y anuales, se ha dado un descenso del -2,8% del desempleo de la población extranjera respecto a julio, mientras que el desempleo de las personas con nacionalidad española se ha incrementado mensualmente un 1%. Sin embargo, en términos anuales, el desempleo de la población extranjera ha descendido en menor medida, un -5,4%, frente a una bajada del -9,9% del desempleo de personas con nacionalidad española.

En cuanto al desempleo de larga duración, (en este caso se trata del número de personas que llevan en paro más de un año de manera ininterrumpida), se sitúa en las 12.416 personas y representan el 38% del total del desempleo. A pesar de que se trata de un porcentaje elevado a tener en cuenta por todo lo que ello conlleva, también es cierto que ha disminuido ya que llegó a alcanzar el 43% en la primavera de 2015. Cabe añadir además, como aspecto positivo, que se ha dado un mayor descenso, tanto mensual como anual, del paro de larga duración, un -0,92% mensual frente al mencionado aumento del 0,29% total. Además, en términos anuales ha descendido un -10,5%, mientras que el total del desempleo lo ha hecho el señalado -9,1%.

En relación con la edad, cabe añadir que del total de personas desempleadas de larga duración, casi cuatro de cada diez tienen más de 54 años (39,2%). Por otra parte, un 65,1% de las personas que llevan en desempleo continuado más de un año, son mujeres. De esta forma, el cruce de ambas variables (sexo y edad) indica que del total del desempleo de larga duración, una cuarta parte (un 25,1%) son mujeres de más de 54 años.

Por último, por sectores económicos, el desempleo ha descendido mensualmente en agricultura y construcción, mientras que ha aumentado levemente en la industria y en el sector servicios. Así, en el sector primario el descenso ha resultado ser el más significativo con un -10,7% (205 personas desempleadas menos). Se trata de un hecho habitual, el desempleo procedente del sector agrícola suele reducirse durante el mes de agosto. Por su parte, en la construcción el descenso mensual del desempleo registrado ha sido del -1,2% (21 personas desempleadas menos con respecto a julio).

En cuanto al aumento del desempleo, en la industria se ha dado un incremento del 1,2%, lo que ha supuesto 55 personas desempleadas más procedentes de dicho sector. Por su parte, en el sector servicios, el incremento ha sido del 1,5%, lo que ha supuesto 314 personas desempleadas más en un mes. Por último, las personas sin empleo anterior han descendido un -1,6%, 48 personas menos. En definitiva, ha sido el sector servicios el que ha originado, en gran parte, ese aumento mensual del paro.

En términos anuales, resulta positivo que el paro haya disminuido en todos los sectores. Así, el descenso anual producido en el sector primario ha sido del -8,8%, lo que ha supuesto 165 personas desempleadas menos en un año. El paro procedente de la industria se ha reducido en un -6,4%, 308 personas desempleadas menos. El descenso del paro en el sector de la construcción ha sido de un llamativo -23,3%, lo que ha significado 512 personas desempleadas menos. Por último, en el sector de los servicios el descenso anual se sitúa en el -8,3%, lo que ha supuesto 1.959 personas desempleadas menos en un año.

Conviene añadir que el paro del sector de servicios representa un 66,6% del desempleo registrado, mientras que el desempleo procedente de la industria es del 13,8%, siendo del 5,1% el derivado de la construcción y del 5,2% el del sector primario. Por su parte, anualmente también ha descendido el paro para quien no tenía un empleo anterior un -10,2% (343 personas menos);este colectivo representa el 9,3% del total del desempleo.

Del análisis de la evolución del desempleo por subsectores económicos hay que destacar, como principales focos del aumento mensual del desempleo las ramas de Comercio al por menor (67 más), las Actividades relacionadas con el empleo (59 más), la Fabricación de vehículos de motor (58 más), la Confección de prendas de vestir (46 más), Otras actividades profesionales, científicas y técnicas (40 más) y los Servicios de comidas y bebidas (35 más).

En cuanto a los principales descensos mensuales, destacan, como suele ser habitual en el mes de agosto, la Agricultura y ganadería (203 personas desempleadas menos en un mes) y la Industria de la alimentación (90 menos).

En cuanto a la variación anual del desempleo, en la mayoría de las ramas de actividad se ha producido un descenso anual del paro. En todo caso cabe señalar las siguientes:

El Comercio al por menor (259 personas desempleadas menos en un año), los Servicios de comidas y bebidas (también 259 menos), las Actividades de construcción especializada (253 menos), la Administración Pública y Seguridad Social obligatoria (243 menos), la Construcción de edificios (217 menos), la Agricultura, ganadería y servicios relacionados con las mismas (136 menos), la Industria de la alimentación (103 menos) y los Servicios a edificios y actividades de jardinería (100 menos).

En contraposición, de las pocas actividades en las que aumenta el desempleo cabe destacar el incremento del desempleo en las actividades denominadas Actividades relacionadas con empleo (51 personas desempleadas más en un año), la Fabricación de material y equipo eléctrico (40 más), Otras industrias manufactureras (37 más) y la Confección de prendas de vestir (30 más).

POR COMUNIDADES El número de desempleados registrados en los servicios públicos de empleo aumentó en agosto en todas las comunidades especialmente en Baleares, donde creció el 3,71 por ciento, y Cataluña, con una subida del 3,14, y en ambos casos el incremento fue el doble que la media nacional, 1,5 por ciento.

En el conjunto del país, el paro subió en agosto en 47.047 personas, el mayor incremento desde 2011, y sitúa la cifra total de desempleados inscritos en 3.182.068.

En cifras absolutas, el mayor crecimiento mensual lo registró Cataluña, con 11.594 parados más, por delante de Andalucía donde el desempleo aumentó en 8.284 personas y la Comunidad Valenciana, con 7.591 desempleados más.

Además de la mayor subida porcentual de Baleares y Cataluña, el desempleo creció de forma significativa en Murcia (3,06 por ciento), seguido de Aragón (2,74 por ciento), País Vasco (2,11 por ciento) y la Comunidad Valenciana (2,08 por ciento) mientras que sólo bajó en las ciudades autónomas de Ceuta (1,86 por ciento) y Melilla, donde se redujo el 1,52 por ciento.

Por contra, los menores incrementos del paro se dieron en Canarias (0,13 por ciento), Navarra (0,29 por ciento) y Asturias (0,44 por ciento).

Respecto a agosto de 2017 y en términos relativos, el desempleo se redujo en todas las comunidades autónomas, si bien Castilla y León registró el mayor descenso (9,42 por ciento) seguido por Galicia (9,22) y Navarra (9,14 por ciento) además de la reducción notable de Melilla, donde el desempleo cayó el 10,36 por ciento.

En términos absolutos, el mayor descenso interanual se dio en Andalucía, con 39.035 parados menos, y la Comunidad de Madrid, con 29.194 menos.

Respecto a la cifra de afiliados a la Seguridad Social, la afiliación en agosto cayó en 14 comunidades, más en Murcia (2,45 por ciento) y Cataluña (1,91 por ciento) mientras que subió en Cantabria (0,29 por ciento), Asturias y Canarias, ambas con el 0,27 por ciento.

En relación a agosto de 2017, la afiliación creció en todas las comunidades, más en Madrid (4,01) y Canarias (3,89 por ciento).