Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

PP y Ciudadanos boicotean la reforma que evitaría el veto del Senado a los Presupuestos

La Mesa del Congreso frena la tramitación urgente para dilatar los plazos con un ardid considerado “filibusterismo” por el PSOE

Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Rosa María Romero, Alicia Sánchez Camacho y Ana Pastor, antes de una reunión de la Mesa del Congreso.

Rosa María Romero, Alicia Sánchez Camacho y Ana Pastor, antes de una reunión de la Mesa del Congreso. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Rosa María Romero, Alicia Sánchez Camacho y Ana Pastor, antes de una reunión de la Mesa del Congreso.

pamplona- El PP y Ciudadanos unieron sus votos para que la Mesa del Congreso rechazara ayer tramitar por la vía de urgencia y en lectura única la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria presentada por PSOE y Unidos Podemos para impedir un veto irreversible del Senado a la senda del déficit.

Esa reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria fue registrada en agosto por el PSOE, Unidos Podemos, Esquerra Republicana (ERC) y Compromís pretende volver al mecanismo que fijó el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero para que el posible veto del Senado al techo de gasto y la senda de déficit no sea irreversible, sino que pueda ser levantado por el Congreso por mayoría simple.

Para conseguir que se apruebe cuanto antes y así acelerar la presentación de unos nuevos Presupuestos Generales, el PSOE y Unidos Podemos pidieron que la reforma se tramitase por el procedimiento de urgencia, lo que supone acortar los plazos a la mitad, y en lectura única, lo que implica solventar todos los debates en un Pleno del Congreso, sin pasar por ponencia ni comisión.

En su primera reunión tras el paréntesis estival, la Mesa del Congreso admitió a trámite la proposición de ley, pero rechazó esa tramitación de urgencia. Ciudadanos ya había manifestado su oposición a la tramitación exprés de la reforma e incluso este martes el partido de la formación naranja, Albert Rivera, se ha mostrado dispuesto a apoyar la iniciativa siempre y cuando se tramitase por la vía ordinaria como un proyecto de ley, en lugar de uno urgente, lo que implica un debate que puede prolongarse más de medio año. En cambio, la vía rápida podría reducir los plazos hasta unos tres meses.

el psoe forzará otro debateEl vicepresidente primero del Congreso, Nacho Prendes, de Cs, se felicitó por la decisión de la Mesa subrayando la necesidad de “abandonar esta vía permanente de los decretazos, los dedazos y los procedimientos antidemocráticos”. A su juicio, esa reforma debe tramitarse “por la vía ordinaria, sin hurtar derechos al Parlamento y dando voz a todo el mundo”. “La solicitud (de urgencia) era una vía excepcional y antidemocrática”, remarcó el dirigente naranja.

Los socialistas, por el contrario, acusan a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, de permitir “filibusterismo” parlamentario al haber participado en esta decisión de la Mesa, e intentarán lograr la vía de urgencia tratando de forzar un nuevo debate en las próximas semanas. Pero la decisión de PP y Ciudadanos, que podría repetirse, deja en el aire que el Gobierno pueda conseguir a tiempo para sus Presupuestos la aprobación del nuevo objetivo de déficit.

debilidadLo sucedido revela que la debilidad parlamentaria del Gobierno no radica solo en las dificultades para conseguir la mayoría entre los 350 diputados del hemiciclo, sino que aunque la tenga -como es este caso- no es suficiente, porque populares y el partido de Albert Rivera controlan uno de los principales resortes de la tramitación parlamentaria.

“Ha sucedido algo inaudito. Que por primera vez la Mesa de la Cámara, que es el órgano de gobierno y calificación, pero no el político, toma la decisión de no tramitar por vía de urgencia y lectura única una proposición”, denunció la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, al término de la reunión del órgano. “Es filibusterismo político, lo vimos con TVE, cuando estuvieron durante meses bocioteando la mayoría, y lo estamos viendo ahora. Es utilización de las instituciones en beneficio partidista y no se lo vamos a consentir”, se quejó.

El PSOE argumenta que la Mesa del Congreso no puede tomar una decisión de tanta relevancia en contra del criterio de la Junta de portavoces y el Pleno del Congreso. Los socialistas volverán a presentar lo más rápido que pueden, la tercera semana de septiembre, el proyecto de ley de reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, con la intención de que sea el Pleno de la Cámara el que decida.

Pero es la Mesa la que tiene que proponer que se debata en el Pleno, por lo que PP y Ciudadanos podrían volver a impedirlo. Los socialistas se dirigieron directamente a Ana Pastor, presidenta del Congreso, para reclamarle que no lo permita. “Esperamos que no se le pase por la cabeza a la presidenta hurtarle el debate al Pleno de la Cámara. La señora Pastor empieza a parecerse más a Pablo Casado que a una presidenta del Congreso. Le exigimos que se comporte como una presidenta del Congreso”, requirió Lastra.

Así pues, el PSOE va a dar la batalla contra la decisión de la Mesa y fuentes parlamentarias no descartaron la posibilidad de presionar a la presidenta Ana Pastor incluso con una petición de dimisión respaldada por una mayoría de diputados si no se aviene.

Podemos instó al Gobierno a “explorar alternativas” a este tropiezo, pero el PSOE descarta tratar de modificar la ley con un decreto. “Sería inconstitucional”, zanjó Lastra. - D.N.

el rifirrafe

adriana lastra “es inaudito. por primera vez la Mesa decide no tramitar de urgencia una proposición”

“Ha sucedido algo inaudito. Que por primera vez la Mesa de la Cámara, que es el órgano de gobierno y calificación, pero no el político, toma la decisión de no tramitar por vía de urgencia y lectura única una proposición”, denunció la portavoz parlamentaria del PSOE.

Dolors Montserrat “el gobierno quiere eliminar las instituciones que no controla”

La portavoz popular acusó al Gobierno del PSOE de prepotencia, de querer “disminuir la calidad democrática” y hacer “desaparecer” las instituciones que no controla, como en este caso el Congreso. “Le pido a la portavoz socialista y al Gobierno que respeten nuestro procedimiento legislativo, las dos cámaras y la soberanía nacional”, emplazó.