Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los patinetes eléctricos: un nuevo reto para la legislación

Policía Municipal apunta que “no existe una regulación especial para este tipo de aparatos”

Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- Los patinetes eléctricos también se han convertido en un medio de transporte cada vez más habitual entre la sociedad navarra. Son muchos los ciudadanos que optan por desplazarse con aparatos de movilidad eléctrica como los hoverboards o los patinetes eléctricos, unos dispositivos que suponen una alternativa a los medios de transporte tradicionales, aunque también plantean un reto a la hora de adecuar su uso a la normativa de tráfico.

Lo cierto es que los monopatines, patinetes o bicicletas han cobrado este año un auge en sus ventas, propiciado, mayormente, por sus versiones eléctricas. Estos aparatos que con el tiempo son más potentes permiten a sus usuarios, por ejemplo, desplazarse por la Cuenca de Pamplona como alternativa eficaz al coche o la moto.

No obstante, estos nuevos avances tecnológicos exigen a la normativa de tráfico una adecuación a los nuevos tiempos. En este sentido, el portavoz de la Policía Municipal de Pamplona y experto en Seguridad Vial, Jesús Bariain, declaró a Efe que aparatos como los hoverboards o los patinetes eléctricos “no existen legalmente y suponen un peligro pudiendo crear conflictos en el ámbito urbano con bicicletas y peatones”, apuntó sobre estos artilugios que no requieren ningún tipo de licencia. “No existe una regulación especial para este tipo de aparatos, más bien nos guiamos por la regulación de tráfico de Pamplona”, explicó Bariain, quien añadió que “debería regularse porque son aparatos cada vez más presentes en la ciudad que alcanzan velocidades bastante rápidas”.

mismas normas que el restoTambién el coordinador de Movilidad del Ayuntamiento de Pamplona, Fermín Martínez, explicó que existe “una situación transitoria a nivel normativo” donde en principio estos aparatos de movilidad eléctrica “deben atenerse a las normas del resto de vehículos similares en función del tipo de vía”. Según señaló Martínez, aún está en vigor la Ordenanza previa de 2009, en la que estos vehículos no existían y no estaban recogidos. En la nueva Ordenanza de 2016 los recoge pero está pendiente de aprobación definitiva en el pleno y todavía no está vigente. - J.A./U.Y./Efe