Tudela, ciudad sin ley

Por Ana Martínez - Jueves, 6 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Escribo, después de dar múltiples quejas al SAC, llamadas a la Policía Municipal, entrevista con el alcalde y Jefe de la Policía Municipal, para exponer la situación en la que vivimos en la plaza de la Estación.

Paso a exponer los hechos:

-Hay locutorios donde se vende bebida a todas las horas y donde directamente se consume en la acera, lugar de paso para acceder a las viviendas y hacia la estación intermodal, esto conlleva que de forma habitual la acera la convierta en basurero, es como vivir en una pocilga y al cabo del día y por exceso de alcohol y por no tener conciencia cívica, además de la suciedad, hay borracheras, jaleo y peleas, por no hablar de dobles aparcamientos indebidos para comprar bebida, beberla y circular en el coche a continuación.

- En la plaza vivimos vecinos que queremos lo mejor para Tudela y para con nosotros mismos y nuestras familias y desde luego con derecho a vivir en un ambiente civilizado, limpio, en definitiva de bienestar.

-Nuestro Ayuntamiento y Policía, son conocedores de estos comportamientos incívicos y de ésta situación y en vez de dar solución a estos problemas los pagamos los vecinos correctos y cívicos.

-Urge presencia policial, al igual que la ha habido en otros puntos de Tudela por cualquier otra razón, con implicación por parte de la misma, hasta corregir comportamientos y hacer ver que merecemos un respeto los vecinos y visitantes de Tudela cuya imagen al entrar en ella desde la estación es de vergüenza, respeto que se merece también la brigada de limpieza, por tener que recoger todos los días una cantidad ingente de basura gratuita e inadecuada como si se tratase de un vertedero.

-Plaza de la Estación, que por la mañana es una maravilla, por supuesto después de la consabida limpieza y que por la tarde noche se convierte en discoteca sin poder serlo, la acera del locutorio en mercadillo sin poder serlo y en terraza de bar sin poder serlo también, en fin, que hacen lo que les parece porque la policía no pone freno y porque no aparece y si aparece no se implica.

-Insisto: seamos de aquí o de allí, debemos de tener derechos pero también las mismas obligaciones de civismo y el Ayuntamiento deberá penalizar y hacer cumplir normas de convivencia, cosa que no hace.

-Los vecinos de la plaza, ciudadanos cívicos y respetuosos con el prójimo y con el entorno, estamos desprotegidos por parte de nuestras autoridades y nos sentimos ciudadanos de segunda al no solucionar nada.

-No sé si hay regulación estipulada para todos estos desórdenes y más en los que me podría extender. Si la hay no se hace cumplir y si no la hay habrá que establecerla para Tudela deje de ser una ciudad sin ley.

-Un último apunte, no vuelvan a contestarme por favor que este escrito responde a una queja aislada, porque ustedes, saben que es el sentir general de los vecinos de la plaza y de la brigada de limpieza.