Estreno por todo lo alto

liga de naciones la ‘roja’ de luis enrique se mide a inglaterra en wembley (hoy, 20.45)

Sábado, 8 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Luis Enrique dirige un entrenamiento en la Ciudad Deportiva de Las Rozas.

Luis Enrique dirige un entrenamiento en la Ciudad Deportiva de Las Rozas. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Luis Enrique dirige un entrenamiento en la Ciudad Deportiva de Las Rozas.

inglaterra-españa

Inglaterra Pickford;John Stones, Maguire, Walker;Trippier, Joe Gomez, Henderson, Dele Alli, Lingard;Kane y Rashford.

España De Gea;Carvajal, Nacho, Sergio Ramos, Marcos Alonso;Busquets, Thiago, Saúl;Isco, Marco Asensio y Morata.

Árbitro Danny Makkelie (HOL)

Hora/tv 20.45/ ‘Tve’

londres- La nueva selección española dirigida por Luis Enrique Martínez, arranca en un duelo de enjundia en el mítico Wembley, ante Inglaterra, en el inicio de una nueva era sin Andrés Iniesta y un puñado de futbolistas que han hecho historia, con nuevas caras y un estilo por bandera que debe ser retocado.

El adiós de Iniesta llegó acompañado del de Gerard Piqué o David Silva, integrantes de peso en la generación de oro del fútbol español que dejan una huella imborrable. Junto a ellos Luis Enrique descartó a Jordi Alba o Pepe Reina de los campeones en su primera lista y a Koke Resurrección o Lucas Vázquez de la nueva hornada. Nuevas caras asoman en la selección y se busca un referente con los focos apuntando a Isco, el heredero de la magia de Iniesta.

La Liga de las Naciones recién estrenada representa el debut más duro para Luis Enrique. Desde 1988 no cae derrotado un seleccionador español en su estreno, cuando lo hizo Luis Suárez ante Yugoslavia. En esta ocasión no hay partido amistoso y sí dos duelos de alta dureza ante dos selecciones que brillaron en la gran cita de Rusia, Inglaterra y Croacia.

Tras la pésima defensa de la corona mundial en Brasil 2014, la discreta imagen de Francia 2016 y un Mundial para el olvido en Rusia 2018 marcado por el cese de Julen Lopetegui a dos días de empezar, España busca un nuevo rumbo con Luis Enrique. De aquellos que lo ganaron todo solo quedaban ya Sergio Ramos y Sergio Busquets, pero regresa tres años después Raúl Albiol.

En portería donde la mala imagen de De Gea en Rusia generó un debate sin freno con Kepa. Ya en el Chelsea y rindiendo con presión puede llegar su momento. En defensa Ramos busca nueva pareja sin Piqué. Nacho parte con ventaja por los automatismos adquiridos en el Real Madrid sobre Albiol que tiene mayor experiencia en la selección con sus 51 internacionalidades. La banda izquierda busca dueño y será Marcos Alonso, con Carvajal asentado en la derecha.

Busquets busca nuevos compañeros de batalla en la medular y en función de la apuesta de Luis Enrique será el perfil de España. Los favoritos Thiago y Saúl, pero tiene opciones con Rodri, Sergi Roberto y Ceballos. En punta sin Diego Costa, baja por paternidad, se abre la bonita pelea entre Rodrigo y un Morata liberado de todos los problemas que le acabaron dejando fuera del Mundial. Iago Aspas, que se estrenó con la Roja dejando su huella en Wembley con un golazo, espera su oportunidad.

Inglaterra, por su parte, arranca su andadura en la Liga de Naciones con el buen sabor del Mundial aún presente en cada uno de los componentes del equipo. Con la necesidad de que las sorprendentes semifinales de los ingleses no queden en una anécdota del pasado, el técnico Gareth Southgate ha puesto en marcha un plan de asentamiento en la selección que espera recoger sus frutos en los próximos años.

El objetivo es que los más jóvenes lleven el peso del equipo y la vieja guardia quede atrás, como ha demostrado la negativa a continuar en la selección de piezas clave como Gary Cahill y Jamie Vardy. De este modo, Harry Kane se erige como la gran estrella de los ‘Tres Leones’, bien acompañado por Dele Alli, Marcus Rashford y el poderoso juego aéreo y de estrategia que manejan los de Southgate.

La pizarra de Inglaterra es uno de los peligros más importantes para España, que tendrá que frenar, además de a Kane, a John Stones y Harry Maguire, quienes pueden hacer estragos en la portería española en cualquier balón parado. - Efe