campeona olímpica de salto de altura

Beitia: "Las mujeres tenemos que lanzarnos más a puestos de liderazgo"

EFE - Sábado, 8 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 18:51h

Ruth Beitia en una competición.

Ruth Beitia en una competición. (EFE)

Galería Noticia

Ruth Beitia en una competición.

Los Cerralbos (Toledo). Ruth Beitia, campeona olímpica de salto de altura y en la actualidad retirada de la competición, propugna que las mujeres deben "lanzarse más a puestos de liderazgo" y no desea que se la catalogue "como mujer, sino como deportista", según manifestó en el foro de Los Cerralbos, organizado por el periodista José Ángel de la Casa, natural de la localidad.

"Ha sido un honor para mí participar en este debate con tres generaciones de atletas: dos con las que he crecido, Mayte Zúñiga y María José Mardomingo, y cuatro que están cuando me he retirado, Irene Sánchez-Escribano, Ana Lozano, Clara Viñaras y Azucena Díaz", comentó a EFE la exatleta cántabra, diputada en el parlamento regional por el Partido Popular.

Beitia insistió en que prefiere "no ser catalogada como mujer, sino como deportista" y recomendó "trabajar para no dar pasos atrás" en cuanto a la presencia de la mujer en todos los ámbitos.

El atletismo femenino español disfruta, a su juicio, de una "salud envidiable", pese a su retirada, y señaló que, por el contrario, las atletas del siglo pasado "tuvieron que luchar contra gigantes".

"El deporte femenino de equipos -apuntó- está de moda en España gracias a los resultados del fútbol, el baloncesto o el balonmano" y a título participar afirmó que nunca ha experimentado "ningún agravio comparativo por ser mujer", aunque a su juicio "hay que seguir luchando por que se las reconozca "simplemente como deportistas, sin más".

Beitia se casó el 23 de junio pasado. "Desde entonces llevo dos meses de vacaciones, así que la vuelta al cole se hace dura, pero hay que trabajar ya con los patrocinadores, en el Parlamento cántabro y preparando las clases en la Universidad de Cantabria", donde imparte la asignatura de atletismo.

Beitia analizó, junto a otras deportistas destacadas, la situación del atletismo femenino español en el foro celebrado en la Casa de la Cultura de Los Cerralbos como antesala de la decimoctava edición de la Milla y la segunda de la Legua Castellana, que se disputan en el circuito de Valdejimeno.

Mayte Zúñiga, la primera atleta española que disputó una final olímpica (fue séptima en la de 800 de Seúl'88 y sexta en la de 1.500 en Barcelona'92), aseguró que tampoco había notado "agravios comparativos por ser atleta, porque las becas eran iguales para hombres y mujeres, pero sí inferioridad de condiciones en materia de patrocinadores".

La exatleta eibarresa achacó a los medios de comunicación una tendencia excesiva a "visualizar solo las medallas" y criticó a los políticos que "en deportes minoritarios aparecen sólo cuando hay medallas, mientras que van a todos los campos de fútbol".

Ana Lozano, una de las mejores fondistas españolas en la actualidad, aunque todavía sin experiencia olímpica, reconoció que este año había experimentado "la otra cara del deporte, la de las lesiones", pero aseguró que ha sido "una buena lección".

La alcarreña, especialista en 5.000 metros, participó el año pasado en los Mundiales de Londres y obtuvo una gran victoria en el campeonato de Europa de selecciones en Lille (Francia), pero esta temporada no ha podido estar a la misma altura por culpa de las lesiones.

"El año pasado conseguí casi todo lo que me propuse, pero este he conocido la otra cara, la de las lesiones, que es inevitable. Pero es un buen aprendizaje, bueno para fortalecer la cabeza, me ha dado mucha fuerza, porque las lesiones pasan", advirtió.

En el coloquio participaron también María José Mardomingo, que fue dieciocho veces campeona de España de vallas (9 al aire libre y 9 en pista cubierta) y batió diecisiete récords de España en una disciplina que dominó hasta la llegada de la nacionalizada Glory Alozie, nacida en Nigeria. La madrileña fue olímpica en Barcelona'92 y Atlanta'96.

También asistió Azucena Díaz, duodécima en el maratón de los Europeos;Irene Sánchez-Escribano, campeona de España de 3.000 m obstáculos y Clara Viñaras, tercera en el reciente campeonato de España de esta misma prueba.