Ablitas apuesta por arreglar las campanas de la iglesia en su presupuesto participativo

La reparación se completará cuando finalicen las fiestas patronales que se están celebrando estos días

Leyre Estévez Fermín Pérez-Nievas - Sábado, 8 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Vista general de la localidad ribera de Ablitas.

Vista general de la localidad ribera de Ablitas.

Galería Noticia

Vista general de la localidad ribera de Ablitas.

ABLITAS- El Ayuntamiento de Ablitas ha puesto en marcha la reforma del reloj de la torre y el campanario de la iglesia de Santa María Magdalena, obras en las que se invertirá el presupuesto participativo municipal de este año, elegido por los abliteros y abliteras mayores de 16 años. Los vecinos votaron a través de la aplicación Ablitas al Día y en varios establecimientos públicos de la localidad.

Las votaciones tuvieron lugar durante el mes de mayo y se decidió a qué querían destinar los 7.000 euros que dedica el Ayuntamiento a la mejora de las infraestructuras del pueblo y se barajaron tres opciones. Los distintos proyectos consistían en la realización de mejoras del colegio público San Babil o la instalación de un gimnasio al aire libre, además de la propuesta ganadora. Con todo, el proyecto de este año está ya en marcha: se han retirado las campanas para proceder a la reparación, aunque el plan de reforma estará finalizado una vez pasadas las fiestas patronales del municipio, que se están celebrando estos días.

A través de estas propuestas se quiere conseguir “hacer partícipes a los ciudadanos de Ablitas de las decisiones municipales”, según afirmaron los concejales de Juventud y Participación Ciudadana, Paulino Calvo y Maribel Gonzalo.

Tres añosEste es el tercer año que proponen estos presupuestos participativos, aunque en esta edición se ha implantado por primera vez la opción de votar a través de la aplicación. El primer año se compraron e instalaron dos pizarras digitales en el colegio, y el año pasado se inició el proceso de adquisición de dos viviendas situadas en el entorno inmediato del Castillo, con el objetivo de adecentar la zona para fines turísticos.

Por otro lado, continúan los trabajos en un proyecto participativo puntual del año pasado, que se basaba en la renovación de la Plaza de los Fueros. Se ha recolocado el mobiliario urbano (bancos y maceteros), aunque aún está en duda la instalación de una pérgola. El objetivo principal es mejorar la accesibilidad de la plaza, así como hacer más cómodo el centro de la localidad.