Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La paranoia de donald trump, un gobierno paralelo

Trump se muestra escéptico ante el artículo anónimo de ‘The New York Times’ que le criticaba
Los escritos alimentan el miedo del presidente a un ‘Estado Profundo’ que mine su Gobierno

Lucía Leal - Domingo, 9 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El presidente de EEUU, Donald Trump, expectante en su mesa del Despacho Oval de la Casa Blanca.

El presidente de EEUU, Donald Trump, expectante en su mesa del Despacho Oval de la Casa Blanca. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El presidente de EEUU, Donald Trump, expectante en su mesa del Despacho Oval de la Casa Blanca.

washington- La publicación esta semana en The New York Times del artículo anónimo de un funcionario crítico con el presidente estadounidense, Donald Trump, en el que se desvela un supuesto esfuerzo de “resistencia” interna por parte de un grupo de funcionarios, decididos a “frustrar sus iniciativas y sus peores inclinaciones” -sumado a los jugosos detalles sobre el día a día en la Casa Blanca incluidos en el nuevo libro del veterano periodista Bob Woodward-, ha alimentado la obsesión del mandatario sobre la existencia de un posible Gobierno en la sombra que trabaja para contenerle, lo que le atormenta desde que llegó al poder.

Para combatir la “traición”, según Trump, el mandatario instó el viernes a su Departamento de Justicia a desenmascarar al autor de la columna y llegó a plantearse someter a sus consejeros a pruebas de polígrafo.

Ante esto, Trump se mostró satisfecho, en un acto público, con los “preciosos” comunicados en los que sus principales asesores negaban haber redactado el artículo, y descartó que el autor del texto fuera una “persona de muy alto nivel” en el Ejecutivo. Pero es probable que el mandatario esté atemorizado, en privado, por lo que ya ocurrió en 1974, cuando el exfuncionario Mark Felt negó durante tres décadas haber sido la fuente de Woodward en el caso Watergate, si bien se desenmascaró como Garganta Profunda poco antes de morir.

“Podría ser una persona del ‘Estado profundo’ que lleve allí mucho tiempo”, especuló Trump, sobre una supuesta red de funcionarios de carrera que trabajarían desde dentro para minar los intereses del presidente. Esta suposición está desde el comienzo de la era Trump, ya que en Washington predominaba la impresión de que había una serie de figuras conocidas que ejercían de contrapeso del presidente.

Por su parte, el autor de la crítica de The New York Times trató de adelantarse a esa previsible reacción del presidente, al asegurar en el texto que su “resistencia” no era la de un supuesto “Estado profundo” favorable al Partido Demócrata, sino la de un “Estado firme” de conservadores que comparten algunas ideas de Trump, pero no su estilo de Gobierno. Sin embargo, esa explicación no evitó que los comentaristas conservadores bautizaran al funcionario como Garganta del Estado Profundo.

“Esto refuerza el mensaje de que hay gente metida en la burocracia de Washington que va en su contra. No estoy seguro de que consiga lo que el funcionario responsable de esto cree que consigue”, dijo el senador republicano John Thune.

“Lo que ha hecho esta persona es dañar los esfuerzos para contener al presidente. Ahora, si alguien le dice ‘No estoy seguro de esta idea’, va a pensar ‘Ah, fuiste tú quien escribió eso”, afirmó un republicano cercano a la Casa Blanca.

apuntes

Cancelado. Alegando motivos de “interés nacional”, el presidente de EEUU suprimió ayer, en un acto más de presión a Palestina, la ayuda de 25 millones de dólares -unos 21,6 millones de euros- destinada a centros hospitalarios palestinos, y dio instrucciones para que esos fondos sean empleados en otra causa, ante lo que la Casa Blanca rechazó pronunciarse.