El Burladés es el aguafiestas

acabó el domingo con el récord del san juan, que acumulaba más de dos años invicto como local en liga

Un reportaje de M.J. Armendáriz. Fotografía Iñaki Porto - Martes, 11 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Elías Tomé da órdenes a los jugadores del Burladés.

Elías Tomé da órdenes a los jugadores del Burladés. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

Elías Tomé da órdenes a los jugadores del Burladés.

“Opté por jugadores más agresivos y cambié el estilo de juego. El factor sorpresa funcionó”

“Venir a San Juan es como ir al dentista. Estoy deseando marcharme”, le dijo Elías Tomé, entrenador del Burladés, a Xabi Mata, técnico del San Juan, antes del partido. Pero no le fue tan mal la visita. Después de dos años, el San Juan vio cómo se rompía su récord que le mantenía invicto como local en Liga desde el 2 de septiembre de 2016, cuando cayó ante el Cantolagua. 37 partidos seguidos sin conocer la derrota. Hasta el domingo, que llegó el Burladés. Elías Tomé desvela las claves para superar a un rival al que nadie había hecho doblar la rodilla. “Siempre tienes que haber trabajado muy bien durante la semana, conocer los puntos fuertes de tu equipo y haber estudiado bien al rival, porque el San Juan no tiene puntos débiles, y menos en casa. Teníamos que empezar a un ritmo alto y tuvimos la fortuna de empezar con el 0-1 en el primer minuto. A partir de ahí habíamos trabajado para estar muy juntos y tapar las líneas de pase del San Juan para que no llegara el balón a Iriguíbel o Lezáun. Trazamos un guión y salió bien”.

A juicio del entrenador del Burladés, el aspecto físico fue clave. “El San Juan físicamente te exige mucho por lo bien trabajado que está, por los automatismos que tiene, por lo grande que es campo... Si a eso le sumas que llevaba más de dos años sin perder en casa, te desgasta psicológicamente. Trabajé para que esa debilidad se convirtiera en fortaleza. Les dije en el vestuario que me gustaría leer en los periódicos al día siguiente que el Burladés había ganado al San Juan. Es una motivación porque tiene repercusión local y es una victoria de prestigio, es un escaparate para el jugador. Aposté por un equipo más físico que técnico. Cambié a los veteranos por jugadores más intensos y agresivos. Varié el guión de las últimas temporadas. Tengo un estilo de juego y no me había valido para ganar en San Juan. Así que cambié los actores y el estilo de juego y el factor sorpresa funcionó”.

El Burladés venía de perder 2-5 contra la Peña. “No creo que ese resultado tuviera que ver. Lo olvidamos para el siguiente entrenamiento. Sigo pensando que la Peña no necesita de factores externos para ganarnos. Durante la semana nos centramos en cambiar la idea de juego para sorprender al San Juan”. Ahora no sabe si retornará a su estilo habitual. “De todos modos, tener un equipo camaleónico es muy importante, porque quiere decir que los jugadores están contigo y remamos todos juntos”.

Dice que le llaman el entrenador de la boinica. “No dejan de ser tres puntos. A la media hora les dije que los tres puntos valen igual que los del Cantolagua. Tocará trabajar psicológicamente esta semana”. Y añade: “En estas últimas temporadas se nos están dando las cosas bien. Jugamos fase de ascenso, hemos conseguido ganar en la primera jornada y romper la condición de invicto del San Juan. Pero cada año está más difícil estar arriba, con Peña Sport y Promesas. En estos años tanto el equipo como el club han evolucionado, me dejan trabajar y nadie sabe dónde está el techo. La temporada pasada jugamos la fase de ascenso, pero este año el objetivo es la permanencia y ese discurso lo voy a mantener hasta marzo”.

doble duelo san juan-toméSe da la circunstancia de que su hijo Miguel juega en el División de Honor de Osasuna y el sábado venció 0-4 en la Agrupación, en el mismo campo en el que el domingo ganó su padre. Tal vez no estará tan contento su hijo pequeño, Javier, que juega en el cadete del San Juan. “Ellos juegan y yo soy entrenador. Es distinto. Tanto en el campo como cuando llegas por la noche a casa, la toma de decisiones es continua y desgasta. Pero mientras me dejen en casa, ilusión y fuerza no me van a faltar”.

los 37 partidos invicto

2018-19

San Juan-Pamplona 2-2

2017-18

San Juan-Beti Kozkor 0-0

San Juan-Huarte 3-0

San Juan-Corellano 1-0

San Juan-Idoya 3-0

San Juan-Cortes 2-1

San Juan-Cirbonero 0-0

San Juan-Pamplona 2-0

San Juan-Subiza 4-1

San Juan-Burladés 2-1

San Juan-Baztan 2-2

San Juan-Valle de Egüés 2-0

San Juan-Mutilvera 3-2

San Juan-Ardoi 4-1

San Juan-Txantrea 1-0

San Juan-River Ega 0-0

San Juan-Oberena 3-1

San Juan-Iruña 2-0

San Juan-Cantolagua 1-1

San Juan-Gares 1-0

2016-17

San Juan-Cortes 0-0

San Juan-Subiza 2-2

San Juan-Idoya 4-0

San Juan-Oberena 2-0

San Juan-Corellano 2-2

San Juan-Burladés 1-1

San Juan-Valle de Egüés 2-0

San Juan-Lourdes 2-0

San Juan-Ardoi 2-2

San Juan-Erri-Berri 0-0

San Juan-Valtierrano 1-1

San Juan-Iruña 3-1

San Juan-Cirbonero 2-0

San Juan-Txantrea 1-1

San Juan-River Ega 3-0

San Juan-Pamplona 2-1

San Juan-Huarte 4-1

el siguiente

El Txantrea. Después de los 37 partidos que ha conseguido permanecer invicto el San Juan en casa, el siguiente equipo que tiene mejores números es el Txantrea, que no perdió como local en toda la temporada pasada. Su última derrota en su campo se remonta al 29 de abril de 2017. Desde entonces ha jugado 22 encuentros en la Txantrea.

etiquetas: futbol, burlades