Djokovic alcanza a Pete Sampras

tenis el serbio, tras ganar el us open, iguala al estadounidense en el ránking de ‘grand slams’

Martes, 11 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Novak Djokovic besa el trofeo del US Open.

Novak Djokovic besa el trofeo del US Open. (EFE)

Galería Noticia

Novak Djokovic besa el trofeo del US Open.

madrid- Después de la victoria de Novak Djokovic (6-3, 7-6(4), 6-3) el pasado domingo ante el argentino Juan Martín del Potro, en la que se alzó por tercera vez con el US Open, último grande de la temporada y 14º en su palmarés, el serbio igualó al tercero del ranking histórico, el estadounidense Pete Sampras.

Djokovic se apuntó el segundo Grand Slam del año de su vuelta a los titulares, a las victorias de prestigio, después del que ganó en julio en Wimbledon. Para el serbio son ya 14, los que firmó Sampras cuando ganó por última vez en Nueva York antes de retirase en aquel 2002. Un Nole que se buscó y encontró a sí mismo, desde que ganara en París en 2016 y sin jugar seis meses de 2017, para volver a la carrera que lidera Roger Federer (20), seguido por Rafa Nadal (17).

El serbio afirmó tras la victoria quiere “seguir creciendo” para “hacer historia” en este deporte.

“Quisiera crear la mayor historia posible. El pasado puede enseñarnos mucho pero quiero dirigir mi energía hacia el presente”, declaró el jugador de Belgrado, quien también arrebató el número 3 del ránking ATP a su rival de hoy.

“Mi vida ha dado un giro de 180 grados en seis meses. Me ha llevado mucho tiempo recuperar mi nivel pero he aprendido mucho en este periodo. Mis dos últimos meses han sido una locura”, agregó.

Djokovic agradeció el apoyo de su familia y de su equipo, que han estado con él “en los momentos complicados tras la operación al inicio de este año”, en febrero, cuando fue intervenido por una lesión en su codo derecho.

“Saqué lo mejor de mí en esos momentos para salir adelante y encontrarme en la situación en la que estoy ahora”, apuntó el serbio, que logró hoy su tercer título en Nueva York, tras los conquistados en 2011 y 2015, y decimocuarto “grande” de su carrera.

Djokovic, a quien le gusta el montañismo, recordó una caminata con su esposa tras Roland Garros: “Nos sentamos y miramos el mundo desde esa perspectiva. Recordé las emociones que el tenis me había dado y dejé que me llegara una nueva inspiración. Eso fue un nuevo comienzo para mí”.

Sobre el partido de hoy bromeó y explicó: “Fue como un partido de fútbol, con aficionados argentinos y serbios. Cuando sus aficionados cantaban Olé-Olé me imaginaba que cantaban Nole-Nole para animarme”. - Efe