Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Eugi desembalsa 130.000 m3 para mejorar la calidad del agua suministrada

Se elimina la materia orgánica y los metales que se depositan en el fondo para evitar que puedan llegar a la estación de tratamiento de Urtasun

EFE - Martes, 11 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 12:17h

El embalse de Eugi ha desembalsado, a lo largo de tres horas, unos 130.000 metros cúbicos de agua.

El embalse de Eugi ha desembalsado, a lo largo de tres horas, unos 130.000 metros cúbicos de agua. (EFE)

Galería Noticia

El embalse de Eugi ha desembalsado, a lo largo de tres horas, unos 130.000 metros cúbicos de agua.

PAMPLONA. El embalse de Eugi ha desembalsado, a lo largo de tres horas, unos 130.000 metros cúbicos de agua del fondo con el fin de eliminar materia orgánica y metales (hierro y manganeso fundamentalmente) y contribuir así a mejorar la calidad del agua suministrada.

La operación de desembalse se realiza por solicitud de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y es la Confederación Hidrográfica del Ebro la que lleva a cabo las maniobras y supervisa la apertura y cierre de las válvulas de desagüe.

Para preparar el desembalse y hacer más graduales los cambios de temperatura, desde ayer y durante el día de hoy, se aumenta el caudal que se vierte al río.

El conjunto de la operación supondrá un desembalse de 250.000 metros cúbicos, según ha explicado a Efe el responsable de esta actuación Teodoro Herreras, quien ha subrayado la importancia de eliminar la materia orgánica y los metales que se depositan en el fondo para así evitar que lo largo del otoño puedan llegar a la estación de tratamiento de Urtasun, lo que haría necesario aumentar la dosis de reactivos que se han de utilizar en la potabilización.

Esta operación, que se viene realizando desde 1991, se realiza una vez al año en la primera quincena de septiembre debido a la propia dinámica del embalse.

Y es que, según ha señalado, en verano el sol calienta las capas más superficiales y hace que haya una zona superior con agua más caliente y menos densa que la zona inferior, donde la ausencia de oxigeno que hacen que los metales y la materia orgánica depositados fondo se solubilicen, que pasen a estar en el agua.

Al llegar el otoño y bajar la temperatura, añade, se igualan las temperaturas de ambas capas y los metales que estaban en la del fondo pasan a todo el embalse, de ahí la necesidad de eliminar el mayor número antes de que eso suceda.

El efecto de este desembalse es similar al de una tormenta y no supone mayores riesgos para la flora y fauna de los ríos que los propios de una actividad meteorológica de este tipo.

No obstante, según los datos facilitados por la Mancomunidad, se produce una subida del nivel del agua que varía en función de cada tramo y un descenso de la temperatura que puede establecerse en una media de 9 grados.

Este aumento del caudal del río está siendo aprovechado por los piragüistas para ejercitarse en el tramo comprendido entre el embalse y Zubiri.