‘Comisaría móvil’ para hacer el trabajo policial más rápido, eficaz, transparente y cercano

La nueva tecnología funciona, de momento, en un coche patrulla municipal

Martes, 11 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Vehículo de Policía Municipal con el nuevo logo.

Vehículo de Policía Municipal con el nuevo logo. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

Vehículo de Policía Municipal con el nuevo logo.

Pamplona- El Ayuntamiento de Pamplona ha puesto en marcha una experiencia piloto de PM smart car, una comisaría móvil para facilitar el trabajo a Policía Municipal y mejorar el servicio a la ciudadanía, haciéndolo más rápido, más eficaz, más transparente y más cercano. Se trata de una nueva tecnología instalada en el vehículo patrulla que lo conecta con la central para el intercambio de datos e imágenes en tiempo real. La prueba piloto funciona en un vehículo, pero está prevista su extensión a más unidades. La iniciativa fue presentada ayer en la Comisión de Presidencia por la concejala delegada de Seguridad Ciudadana y Convivencia, Itziar Gómez. Esta experiencia piloto se enmarca dentro de la apuesta de smart cityemprendida por el Ayuntamiento para abordar proyectos y actuaciones que mejoren los servicios y la calidad de vida de la ciudadanía, doten de transparencia a la gestión municipal, acerquen la información a la ciudadanía y empresas y hagan de Pamplona una ciudad moderna, sostenible, eficiente y competitiva con el apoyo de las nuevas tecnologías. El Ayuntamiento está ultimando un convenio con la empresa tecnológica Sistelcor que proporciona la solución tecnológica que comunica los vehículos con la plataforma central, de la que ya dispone Policía Municipal, y prueba las funcionalidades de la nueva tecnología.

La experiencia piloto no tiene coste. Se mejora con esta tecnología de eficacia, eficiencia y coordinación, consiguiendo un intercambio de datos e imágenes en tiempo real. Desde el momento en que se recibe una llamada en la central, el sistema se activa y se muestra en pantalla un mapa con todas las unidades disponibles en la calle, asignándose la emergencia a la unidad que se encuentra más cercana. En ese momento, la patrulla ve en su pantalla GPS la ruta más rápida que debe seguir para llegar al lugar en el menor tiempo posible.

También se activa de forma automática la cámara que el vehículo lleva en el salpicadero, lo que permite a la central ver las imágenes del recorrido que la patrulla está haciendo. A través de esta cámara no sólo se ve el recorrido sino, si es posible, también la intervención policial en sí, lo que facilita la gestión de otros servicios: sanitarios, bomberos, apoyos policiales, etc. Además, los policías que conforman la patrulla tienen acceso a través de este dispositivo a todas las bases policiales que se tienen en la central, de manera que ellos pueden gestionar la incidencia, hacer consultas, y posteriormente realizar el trámite que corresponda. El sistema también permite realizar el informe de la intervención en el lugar de los hechos: lo hacen in situ y el informe queda en el servicio de gestión policial. Las imágenes grabadas por el dispositivo quedan guardadas y tienen un alto valor para posteriores investigaciones o para ser presentadas a la autoridad que corresponda. - D.N.