La mayoría de los grupos exige la suspensión del acto en el gaztetxe sobre un etarra

El área de Seguridad Ciudadana presentará un informe sobre los cambios de tráfico en la Magdalena

Martes, 11 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Pamplona- El Ayuntamiento aprobó ayer una declaración urgente en la que se muestra el rechazo “a los actos partidistas en recuerdo de los terroristas llevados a cabo por parte de los ocupantes del palacio del marqués de Rozalejo, como el previsto el miércoles 12 en memoria del etarra Mikel Castillo”, y exige su suspensión. Asimismo, se insta al Gobierno foral a “lograr un uso futuro del palacio legal, público, consensuado e inclusivo”.

La declaración, de 4 puntos, fue presentada por PSN con el apoyo de UPN y Geroa Bai. Se presentaron además 2 enmiendas, firmadas por UPN e I-E, que también fueron aprobadas en la Comisión de Presidencia, a la que no acudieron los representantes de Aranzadi.

El rechazo al acto de apoyo al miembro de ETA -que murió por disparos de la Policía en la calle del Carmen el 18 de septiembre de 1990- fue apoyado por todos los grupos excepto por EH Bildu, que se abstuvo. Hubo unanimidad en el segundo punto de la iniciativa, para “reiterar el apoyo a la memoria y el derecho a la justicia y reparación de todas las víctimas del terrorismo”. Asimismo, respaldaron con 7 votos a favor (UPN, Geroa Bai y PSN) frente a 3 abstenciones (EH Bildu e I-E) “reiterar la oposición del Ayuntamiento a la ocupación ilegal del Palacio Marqués de Rozalejo”.

Se aprobaron además dos enmiendas que incluyen sendos puntos más a la moción. A instancias de I-E se acordó “exigir a la organización de los actos anunciados la suspensión de los mismos y no instrumentalizar la memoria histórica mediante actos de enaltecimiento de personas que cometieron actos de terrorismo”. Recibió 8 votos a favor (UPN, Geroa Bai, PSN e I-E) y 2 abstenciones (EH Bildu).

La segunda enmienda, que obtuvo 5 votos a favor (UPN y PSN), 2 en contra (Geroa Bai) y 3 abstenciones (EH Bildu e I-E), exige “al Ayuntamiento y al Gobierno foral que adopten las medidas necesarias para impedir que este acto de apología del terrorismo se lleve a cabo”.

La concejala socialista Maite Esporrín consideró que el acto constituye una ofensa a las víctimas y tildó de “cobardía” la ausencia de los representantes de Aranzadi. El regionalista Enrique Maya centró su intervención en criticar a Geroa Bai, a lo que el edil Iñaki Cabasés respondió con la frase que permanece colocada en el parque de la Memoria de Sartaguda: ‘Nunca más y para nadie más estos horrores’, poniendo de manifiesto la postura de su formación contraria a este tipo de actos de exaltación de terroristas. Aritz Romeo (EH Bildu) se refirió a la necesidad de una salida pactada a la situación del gaztetxe, pero eludió valorar la celebración del acto anunciado para mañana sobre Mikel Castillo.

Dos comisionesPreviamente, se debatió una iniciativa de UPN sobre políticas de igualdad, que contó con el rechazo de todos los grupos municipales presentes en la citada Comisión de Presidencia. Durante el turno de ruegos y preguntas, la concejala delegada de Seguridad Ciudadana Itziar Gómez comentó que el área está elaborando un informe sobre los cambios de tráfico en la Magdalena que dará a conocer a su conclusión.

En la comisión de Asuntos Ciudadanos que se celebró a continuación se retiró una iniciativa sobre la presa de Santa Engracia en la que iban a participar miembros del Club Nautico de Navarra. Volverá a convocarse el lunes que viene. - K. García