Este año la partida asciende a unos 3,4 millones

Sindicatos y Administración disponen de 10,9 millones hasta 2020 para mejorar salarios

Este año la partida asciende a unos 3,4 millones y la negociación se centrará en favorecer a unos 3.100 auxiliares administrativos y empleados de nivel E

S. Zabaleta Echarte - Miércoles, 12 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Fachada del Palacio de Navarra en la avenida Carlos III de Pamplona.

Fachada del Palacio de Navarra en la avenida Carlos III de Pamplona. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Fachada del Palacio de Navarra en la avenida Carlos III de Pamplona.

pamplona- La Administración foral y los sindicatos prevén disponer en los próximos tres años de un montante de 10,9 millones de euros para mejorar condiciones salariales de colectivos concretos de trabajadores públicos. Esta cantidad se corresponde al fondo adicional pactado entre el Estado y los sindicatos UGT, CCOO y CSIF en marzo pasado.

Como explica UGT, junto al incremento salarial fijo y otro variable ligado al PIB, se acordó un fondo adicional, previsto en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, “para eliminar discriminaciones históricas de determinados colectivos cuyas condiciones de trabajo se han deteriorado con el tiempo”, aclaró. Según señala este sindicato, a los 0,3% de los fondos adicionales, en Navarra hay que añadir un 0,10% este año y otro 0,05% en 2019, por el cumplimiento del déficit. Con todo ello, este año se dispondrían aproximadamente de 3,4 millones;en 2019, de unos 3,6 millones y en 2020, de unos 3,8 millones. En total, casi once millones de euros.

Tanto la Administración como prácticamente todos los sindicatos coinciden en la necesidad de mejorar las condiciones del persona auxiliar administrativo y de los que se integran en el nivel E. Ambos colectivos sumarían unos 3.100 trabajadores. Desde LAB explicaban ayer que defienden la supresión del nivel E y aglutinar a estas 1.400 personas en el nivel D. Con todo ello se pretende alcanzar una equiparación con la legislación europea y estatal.

LAB, ELA, CCOO, UGT y AFAPNA enviaron a Función Pública sus propuestas, y la Administración presentó ayer un cuadro en el que se mostraban los colectivos que se verían favorecidos por estas medidas, de acuerdo a las propuestas sindicales y del Gobierno. Sin embargo, como el coste de estos planteamientos ascendería a 25 millones de euros y se disponen de casi once, tanto Función Pública como sindicatos acordaron volver a redactar nuevos borradores que se ajusten al presupuesto. Las centrales deberán entregar las modificaciones mañana para volver a reunirse el jueves 20. Esta negociación urge ya que la partida del fondo adicional de 3,4 millones de 2018 tiene que ejecutarse antes de concluir el ejercicio.

otros asuntosDurante la reunión también se abordó la modificación de la ley de pasivos. UGT indicó que “la Administración se negó a abrir un nuevo plazo de opción para que el personal del Montepío anterior a 2003 se pueda acoger al sistema de derechos pasivos previsto en la Ley Foral 10/2003, de 5 de marzo”. Hay un colectivo de unas 30 funcionarias que tienen un desfase en la pensión respecto a su nómina del 35%, su jubilación queda congelada al 80% y para llegar a ese porcentaje tienen que trabajar como mínimo 40 años. Por su parte, Afapna denunció que “Función Pública no quiere pactar con los representantes de los trabajadores la calendarización de la OPE extraordinaria”.

en breve

Clasificación indebida. UGT explica que existe una “indebida clasificación de los auxiliares administrativos, del personal del Nivel E, de cuidadores, de educadores infantiles, de vigilantes de carreteras, de conductores, de encargados de servicios generales, de jefes de mantenimiento, de jefes de cocina, conductores, etc”.

Las retribuciones complementarias. Este sindicato manifiesta que hay otros colectivos con “retribuciones complementarias inadecuadas como el complemento especial de riesgo, el de jefatura o el de puesto de trabajo para el personal de SOS Navarra, el de las oficinas agrarias, el de centros de salud de atención primaria o el de centros docentes”.