Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Confirmado: la reparación era una estafa

La Audiencia provincial ratifica la condena a un supuesto técnico por engañar a un cliente EN un arreglo

Un reportaje de J. Morales. Fotografía Maite González - Miércoles, 12 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Imagen de archivo de un técnico revisando una caldera.

Imagen de archivo de un técnico revisando una caldera. (MAITE GONZÁLEZ)

Galería Noticia

Imagen de archivo de un técnico revisando una caldera.

Cobró la supuesta reparación y desapareció sin dejar rastro, como había hecho otras tantas veces con numerosos clientes a los que giró la correspondiente factura por unos servicios que no sirvieron para arreglar sus electrodomésticos. La Audiencia Provincial de Navarra ha desestimado el recurso de J.P.L. y ha confirmado recientemente la sentencia dictada en marzo por el Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona que le impuso una pena de multa de 900 euros por un delito leve de estafa por haber engañado a un cliente que le solicitó sus servicios para reparar una caldera de gas. A este supuesto técnico de electrodomésticos, que tras la sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial también deberá indemnizar con 254,10 euros al denunciante, le constan en la Policía Foral y en otros cuerpos policiales más de cuarenta denuncias por hechos similares, algunas de las cuales ya se resolvieron con condena.

En este caso en cuestión, la juez consideró acreditado que el 4 de noviembre de 2017 un cliente contactó a través de Internet con la empresa Multitec SAT y habló con el acusado porque necesitaba reparar una caldera averiada. Tras concertar una cita con el acusado, que “se hizo pasar por técnico”, el hombre se desplazó al domicilio, donde desmontó la caldera para llevársela y efectuar las correspondientes reparaciones.

LA CALDERA DEJÓ DE FUNCIONARDías después, el J.P.L. volvió a instalar nuevamente la caldera y giró una factura por un importe de 254,10 euros que fue abonada por el denunciante. Sin embargo, posteriormente la caldera dejó de funcionar y, a pesar de los intentos del cliente por contactar con el acusado, éste dejó de atender su llamadas y, además, la dirección de la empresa que figuraba en la factura no se correspondía con las oficinas de la empresa, según destacó en su resolución la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona.

La magistrada, que resaltó que el acusado no acudió al juicio, concluyó que los hechos quedaron probados por la declaración del propio denunciante “concordante con lo manifestado en la formación del atestado” de la Guardia Civil. Aunque J.P.L. interpuso un recurso de apelación contra la sentencia, posteriormente no formalizó un solo argumento para rebatir la condena que le fue impuesta en marzo, motivo por el que la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra ha confirmado la resolución apelada. Al condenado le constan solamente en la Policía Foral una cuarentena de denuncias por hechos similares relacionados con el cobro de reparaciones de electrodomésticos fraudulentas.

etiquetas: navarra, estafa, tecnico