Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Triple encierro de Merino Gil en la primera mañana

Un error humano permitió que los astados volvieran a los corrales pero no hubo escenas de gran peligro

Jueves, 13 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Los toros de Merino, en dirección contraria, corren hacia los corrales. Fotos: Unai Beroiz

Los toros de Merino, en dirección contraria, corren hacia los corrales. Fotos: Unai Beroiz

Galería Noticia

Los toros de Merino, en dirección contraria, corren hacia los corrales. Fotos: Unai Beroiz

Sangüesa/Zangoza- Los toros de la ganadería Merino Gil de Marcilla protagonizaron ayer un encierro único en las calles de Sangüesa. La manada hizo el recorrido completo entrando en la plaza, como es habitual en un minuto escaso. Sin embargo, un error humano hizo que la puerta de entrada al ruedo quedara abierta y los animales regresaron otra vez al recorrido para poner dirección hacia los corrales de nuevo.

Afortunadamente, los corredores que se encontraban a escasos metros vieron rápidamente el peligro y fueron capaces de apartarse, mientras que los que desistieron de la carrera metros antes intentaron de nuevo correr delante de la manada.

Los astados, específicos para encierros, lograron llegar a los corrales donde fueron retenidos. Pasados unos minutos, la manada salió por segunda vez rumbo a la plaza de toros donde finalmente fueron conducidos con éxito hasta los toriles.

En definitiva, tres encierros en uno, que sucedieron en apenas 7 minutos, y que dio a algunos corredores una triple oportunidad para buscar buenas carreras entre las astas.

A pesar de la peligrosidad de las carreras sólo hubo que lamentar alguna caída, algo de lo que se alegraba el jefe de pastores Javier Mena. “Se han podido ver algunas carreras bonitas, pienso que ha sido un buen encierro para correr”, bromeaba Mena por la repetición del encierro. “Ha sido un malentendido pero afortunadamente no tenemos que lamentar heridos”, explicaba sobre lo ocurrido.

En la misma línea se expresó Ángel Navallas, alcalde de Sangüesa. “Ha sido un error humano”, afirmó. Sea como fuere, Policía Foral informó ayer que agentes de la comisaría de Sangüesa investigan lo sucedido “para determinar si se ha podido producir algún tipo de negligencia por parte del personal encargado de hacerlo”.

Los toros de Merino volverán hoy a las calles de Sangüesa y dejarán paso a las ganaderías de lidia de cara al fin de semana. - Imanol Zozaya