Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

‘Sextorsion’: la estafa de moda en internet

La Policía Foral alerta de que varios navarros han sido chantajeados con fotos íntimas a cambio de dinero

Un reportaje de U. Yoldi - Jueves, 13 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Mensaje que se envía de forma masiva.

Mensaje que se envía de forma masiva. (POLICÍA FORAL)

Galería Noticia

Mensaje que se envía de forma masiva.

Las nuevas tecnologías han cambiado el mundo por completo, rompiendo las barreras del espacio y acortando cada vez más las del tiempo. Un avance innegable. No obstante, su aparición en la vida cotidiana también ha hecho que la barrera de muchos peligros sea cada vez más estrecha. Es el caso de varios navarros que en las últimas semanas han dado aviso a Policía Foral sobre correos electrónicos recibidos con el fin de extorsionarles a cambio de no difundir fotos íntimas.

Esta práctica, cada vez más extendida se conoce como sextorsion, y la utilizan estafadores informáticos para sacar dinero a sus víctimas a cambio de no difundir unas supuestas fotos íntimas, que son falsas y que, obviamente, no tienen en su poder.

Sin embargo, dentro del mundo de los hackers, los piratas informáticos o los estafadores que navegan por la red de datos que es internet, hay clases y clases. Están quienes son capaces de acceder a información muy protegida y quienes intentan estafar enviando un correo electrónico usando un castellano de traductor que ya denota un burdo intento de estafa.

Ante mensajes recibidos de este tipo y escritos “en indio”, Policía Foral recomienda no hacer caso del contenido y “borrar el correo y avisar a conocidos del intento de engaño”.

antecedentesYa el pasado mes de julio, el cuerpo autonómico alertaba sobre una nueva remesa de estafas mediante sextorsion. En aquel momento, fueron varias las denuncias interpuestas por personas que habían recibido correos electrónicos, redactados en inglés, en los que el destinatario afirmaba poseer las contraseñas para acceder a sus archivos, todo ello con intención estafadora mediante la modalidad de sextorsion, para no publicar supuestas imágenes y vídeos de carácter sexual.