Euskal Herriko Txistulari elkartea homenajeará al cura de Urdiain el sábado

Le entregará la medalla de oro de esta asociación por su trabajo de recopilación y recuperación del folclore bajonavarro

Nerea Mazkiaran - Jueves, 13 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Miguel Ángel Sagaseta, frente a la iglesia de Urdiain.

Miguel Ángel Sagaseta, frente a la iglesia de Urdiain.

Galería Noticia

Miguel Ángel Sagaseta, frente a la iglesia de Urdiain.

Urdiain- Euskal Herriko Txistulari elkartea homenajeará este próximo sábado en Urdiain a Miguel Ángel Sagaseta Aristegi, el párroco de esta localidad, con la entrega de la medalla de oro de esta asociación en reconocimiento a su gran labor en la recopilación y recuperación de gran parte del folclore bajonavarro. Y es que según destacan desde esta asociación, sin su trabajo muchos jauzis se hubieran perdido.

Nacido en Ituren en 1941, se ordenó como sacerdote en 1966. Su primer destino fue Luzaide, donde permaneció siete años. Allí descubrió las danzas de los Bolantes. “Era algo espectacular, sagrado”, recuerda. Cuando llegó se bailaban en torno a una decena de danzas y él recogió otro medio centenar, 30 largas y 20 cortas. Esta búsqueda le llevó a otros pueblos de Baztan y Baja Navarra, que recorría casa por casa en su moto. “Lo importante era recuperar estas músicas y pasos que se bailaban en siglos pasados y que se estaban perdiendo. También que alguien pudiera seguir el camino que había iniciado”, apunta. Animado por José Mari Satrustegi, publicó el material recogido en la revista Cuadernos de Etnología y Etnografía de Navarra. Posteriormente, en 1977, la Institución Príncipe de Viana editó el libro Danzas de Valcarlos, que se agotó rápidamente.

Su siguiente destino fue Leitza, donde estuvo ocho años. Allí creó una escuela de txistu. Además, realizó una gran labor en la recopilación y transcripción a partitura de las piezas que tocaba Ángel Alduntzin, el mítico txistulari de Leitza. Eran un centenar de obras, la mitad fandangos además de una treintena de Arin-arin y una veintena de pasacalles, piezas que Sagaseta grabó a Alduntzin en los años 70 y después transcribió.

De Leitza fue a Etxarri Aranatz, donde estuvo 15 años, y por último Urdiain, localidad en la que lleva casi 22 años como párroco así como de Dorrao y Lizarragabengoa. “En Etxarri Aranatz estaba la coral y había un grupo de danzas”, apunta. “Fui de párroco y estaba solo, cuando siempre había habido tres curas. Tenía mucho trabajo”.

En Urdiain la carga de trabajo era menor y ante la insistencia de algunos de que publicara de nuevo el libro Danzas de Valcarlos, retomó esta investigación. “Comencé a volver a los pueblos en vacaciones, a Baja Navarra y sobre todo a Zuberoa, pueblo por pueblo. Había mucha ilusión y todo el mundo me daba pistas”, recuerda. Este trabajo también le llevó a Béarn. “Todo es el mismo género”, afirma. El fruto de esta labor fueLuzaideko dantzak, de 886 páginas y publicado el 2011, que tenía como punto de partida el libro anterior y en el que también se recogían las biografías de más de medio millar de músicos y dantzaris importantes.

En relación al homenaje, Miguel Ángel Sagaseta señala que “tenía olvidado este trabajo”. Lo cierto es que es una persona humilde que en su más de medio siglo predicando el evangelio se ha ganado el cariño y respeto por su calidad humana y también por su aportación a la cultural local.

Autodidacta, comenzó a aprender txistu por su cuenta en el seminario, después de que se estrenara como dantzari en Lekunberri con 22 años, la única vez que ha bailado en público. “En el grupo de Ituren faltaban dantzaris y mis primos y yo estuvimos todo el verano ensayando. Aquellas melodías se me metieron dentro”, observa.

PROGRAMA Arrancará a las 9.30 horas, con un ensayo de los txistularis en el frontón para realizar una hora después una kalejira por las calles de Urdiain. A la entrada del pueblo se tributará un recibimiento al homenajeado a las 11.20 horas, para acudir en comitiva hasta el ayuntamiento, donde serán recibidos por la autoridades. El acto central será a mediodía, con la entrega de la medalla de honor a Sagaseta. Después, a las 13.00 horas, se celebrará un concierto en la plaza en el que se podrán escuchar las melodías de los jauzis y danzas recopiladas por Sagaseta, con la actuación de Jean Mixel Bedaxagar, Luzaideko bolantak, Urdiaingo txistulari eta dantzariak, Ortzadar dantza taldea y Euskal Herriko txistulariak. El encuentro finalizará con una comida en el frontón.

música y danzas

Festival. A las 13.00 en el que participarán Jean Mixel Bedaxagar, Luzaideko bolantak, Urdiaingo txistulari eta dantzariak, Ortzadar dantza taldea y Euskal Herriko txistulariak.