Wallays rompe el guion en Lleida

18ª etapa el belga estuvo a punto de ser atrapado al final por el pelotón

Viernes, 14 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

lleida- El belga Jelle Wallays (Lotto-Soudal) se saltó a la torera el guión preparado para los esprinters haciendo buena una escapada que le dio la victoria en la decimoctava etapa disputada entre Ejea de los Caballeros y Lleida, de 186,1 kilómetros, de transición para la general, con el británico Simon Yates (Mitchelton) al frente.

Wallays, de 29 años, sacó oro de la fuga que compartió todo el día con el noruego Sven Erik Bystrom (UAE Emirates), segundo en meta, y el holandés del Burgos BH Jetse Bol, descolgado antes del esprint.

Una Victoria con intriga y emoción hasta el último centímetro, pues el pelotón se le echó encima a Wallays sobre la misma raya, donde el triple campeón mundial Peter Sagan (Bora) y el italiano Elia Viviani (Quick Step) tenían pensado levantar los brazos y hacer efectiva una jornada de transición propicia para ellos.

Ambos se quedaron con las ganas, pues el belga se coló en la fiesta y se antepuso tirando de fe y sin apenas fuerzas, pero las suficiente para cumplir su sueño de estrenarse en una grande. El triunfo más importante para este corredor de Roeselare cuyos triunfos más importantes son la París-Tours 2014, A Través de Flandes 2015 y Gran Premio Cerami 2016.

Frustración para Sagan, quien no rasca bola en la Vuelta. Colecciona tres segundos puestos y dos terceros y se va quedando sin combustible. Ahora solo le queda la opción de Madrid, pero antes se dará dos buenas palizas en las jornadas andorranas. Frustración para Viviani, pero menos, ya que el italiano ha firmado dos etapas.

Tranquilidad para los favoritos, aunque el ritmo elevado, 47 kms/hora, tampoco permitió que la etapa se convirtiera en un balneario. De hecho al final hubo cortes en el pelotón, aunque sin consecuencias para los favoritos, que libraron en sus puestos en la general.

Simon Yates, con Valverde a 25 segundos y Enric Mas a 1.22 minutos entrará de rojo en Andorra. El británico convencido de sus fuerzas y confiando en su equipo, sobre todo en su hermano Adam, y los dos españoles con la artillería lista para el combate. - Efe