Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Multa de 5.258 € a un banco por negarse a devolver dinero a una clienta

La perjudicada había abonado a la entidad bancaria una cantidad superior a la que esta le había reclamado

Viernes, 14 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

PAMPLONA- El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Aoiz ha impuesto una multa de 5.258 € a Caixabank por un comportamiento contrario al principio de buena fe, por un abuso de derecho, por haberse negado a devolver a una clienta las cantidades indebidamente percibidas.

Esta multa, que puede ser recurrida, tiene su origen en un procedimiento incoado el 1 de febrero de este año a instancia de Caixabank contra una mujer a la que reclamaba 15.776 euros. La demandada abonó 16.500 euros, una cantidad superior a la reclamada a la entidad bancaria. Esta mujer, sin embargo, en ningún momento se mostró de acuerdo con la cantidad solicitada en este procedimiento ni con la cantidad que tuvo que pagar para la cancelación de los contratos suscritos en su día, según informa el TSJN. En el procedimiento el juez declaró la nulidad de las cláusulas relativas a intereses de demora y gastos, y comisiones de los contratos de préstamo suscritos entre las partes. Tras esto, el juzgado requirió a la entidad bancaria que aportara la oportuna liquidación de la deuda, una vez detraídas las cantidades devengadas por los conceptos declarados nulos por abusivos, una devolución que no se llegó a producir a pesar de que el banco fue apercibido con la posibilidad de la apertura de actuaciones sancionadoras. Según el juez, las alegaciones de Caixabank revelan que la acreedora ha percibido extrajudicialmente sumas superiores a las reclamadas en el presente procedimiento monitorio teniendo presente la “declaración de abusividad de las cláusulas contractuales realizada”. Para el juez la conducta de Caixabank “sobre un consumidor -parte débil en el proceso contractual bancario- constituye un “abuso manifiesto de derecho” y “un comportamiento que conculca palmariamente las exigencias de la buena fe procesal”. - D.N.