Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Sangüesa | Primera corrida de toros de la feria

A cada oreja en el inicio: chechu y silva

Bonita, blanda y manejable corrida de José Luis Iniesta

Manuel Sagüés - Sábado, 15 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Miguel Ángel Silva logró algunas tandas estimables y templadas toreando al natural al segundo toro de la tarde, ‘Zarino’.

Miguel Ángel Silva logró algunas tandas estimables y templadas toreando al natural al segundo toro de la tarde, ‘Zarino’.

Galería Noticia

Miguel Ángel Silva logró algunas tandas estimables y templadas toreando al natural al segundo toro de la tarde, ‘Zarino’.

SANGÜESA- Tarde perfecta en lo climatológico para arrancar la feria taurina de la ciudad navarra. Y breve la función (menos de hora y media). Y agradable la bonita presencia y justitas fuerzas de los toros juampedreños de la ganadería bellotera de José Luis Iniesta.

Y agradable la escena y el elenco para que Chechu y Silva se presentaran como matadores en la plaza de Sangüesa y también en territorio foral. Así, en un pispás, la corrida de cuatro toros, cuatro, finalizó con el reparto de dos orejas al dueto de coletudos y con tiempo todavía de ir a hacer la compra, merendar en el bar Landa o en La Bodeguilla o ir a misa (o solo a gozar del románico) allá donde Leodegarius me fecit.

El festejo, además, fue de menos a bastante más y terminó por dejar un regustillo que invita a volver al coso zangozarra el sábado y el domingo.

El precioso zapatico primero, Relimpio, fue la muestra de un tipo que calcaron sus hermanos hasta el final, incluido el precioso colorado encendido y ojo de perdiz que hizo tercero y atendía a Calabreso. Monopuyazos dejándose el cuarteto de Iniesta, de escaso fuelle y manejabilidad, que se dice cuando los toricos no presentan muchas dificultades.

Chechu, José Ramón García Olivares en el DNI, otrora novillero puntero y que se prodigó bastante por plazas navarras, llevaba varios años sin vestirse de torero. Reapareció mostrando su falta de rodaje, pero también su personalidad y gusto por el toreo clásico y de honda expresión. No pudo esgrimir mucho estas virtudes ante el primero, un toro algo mansito y con poco motor. En cambio, ante el más fornido y colorado tercero afloró en el madrileño, vestido de un llamativo terno vainilla y con cabos negros, un aire morantista. Punto artístico y añejo que hizo relamerse a algún aficionado que rinde culto al torero de la Puebla del Río. Un molinete de recurso, manierista y eficaz, retorciendo unas hechuras algo sobradas, tuvieron ese duende que siempre sorprende a las mentes más sensibles. El de San Sebastián de los Reyes abrochó su singular faena con una estocada y ganó, tras petición, una oreja merecida.

El buen mozo y sobre todo alto Miguel Ángel Silva, vestido de verde botella y oro, dio una vuelta por su cuenta tras una discreta faena, sin ninguna tanda redonda, y un bajonazo a Zarino, el segundo iniesta de la tarde.

Ante Joyero, un sexto que elevó la nota del encierro y fue aplaudido en el arrastre por su bravura y fondo, el de Zafra manufacturó una limpia y amplia faena por ambos pitones. Durante esta última lidia destacó sobremanera en el segundo tercio el cómo se jugó la vida el rehiletero Jesús Aguado. Bien hubiera merecido este peón de Silva el ser obligado a desmonterarse por su valor y profesionalidad.

LOS TOROS

Ganadería. Cuatro toros de José Luis Iniesta. En tipo y parejos. Bonitos, bajos, y bien armados. Todos nobles y manejables;y con matices desde los apuntes de mansedumbre del primero hasta la buena casta del cuarto, que fue aplaudido.

LOS TOREROS

Chechu. Pinchazo y estocada corta (ovación). En el tercero, estocada (oreja).

Miguel Ángel Silva. Bajonazo (vuelta al ruedo). En el cuarto, estocada atravesada (oreja).

LAS GRADAS

Presidencia. Bien a cargo de Ángel Navallas;Guallar y Pemán.

Incidencias. Media entrada en tarde muy agradable.