Los experimentos, en casa y con agua

Arturo Carreño Parras Militante de IU. Altsasu/Alsasua - Sábado, 15 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

A la vista de todos está el resultado del cuatripartito en Navarra, aunque, como en todo, las discrepancias y el debate es tan necesario como reconfortante para sacar adelante leyes y normas o decretos que sean beneficiosos para todos y todas. Como manifiesta la presidenta, la reeditación del cuatripartito puede ser posible, y además con más sintonía y mejores resultados de los partidos integrantes . Como comenta alguna editorial, los intentos de incorporación por parte del PSN al Gobierno está muy verde porque, entre otras cosas, la etiqueta y el currículum desde los años de Urralburu, Otano, Puras y compañía, no dan la confianza ni credibilidad necesaria para creer en su regeneración y puesta a punto para gobernar. Así que mejor será esperar a que el PSN se vaya poniendo las pilas, que no apoye ni al PPN ni a UPN en su deriva más a la derecha y cavernaria, y que se dedique en cuerpo y alma al progreso, a transformar y mejorar los derechos sociales, a la justicia igual para todos y, en definitiva, a contribuir al cambio que esta sociedad necesita para vivir un poco mejor. No podemos estar más tiempo mirando para otro lado con las injusticias, el trabajo precario, los desahucios, con recortes en cuestiones básicas..., que es a donde nos quieren llevar de nuevo los partidos de la derecha. No al retroceso y no a la miseria y la pobreza, y, como dice el refrán, “más vale pájaro en mano que ciento volando, y como el cuatripartito está funcionando bien, aprovechemos la buena racha y continuemos el camino emprendido que nos llevará a buen puerto con toda seguridad. Para incorporaciones hay tiempo, pero, como en todo, hay que demostrar credibilidad, regeneración, transparencia y lealtad. Los experimentos, en casa y con agua .