Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La política migratoria desata tensiones en la UE

El titular de Exteriores luxemburgués responde con un “¡Y una mierda!” al discurso xenófobo del italiano Salvini

Austria defiende devolver a África a los migrantes interceptados en el mar

Jordi Kuhs/Antonio Sánchez - Sábado, 15 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini (i), y el ultraderechista vicecanciller de Austria, Heinz-Christian Strache, ayer en Viena.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini (i), y el ultraderechista vicecanciller de Austria, Heinz-Christian Strache, ayer en Viena. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini (i), y el ultraderechista vicecanciller de Austria, Heinz-Christian Strache, ayer en Viena.

Viena- La presidencia austríaca de la UE acogió ayer en Viena una conferencia ministerial con representantes europeos y africanos sobre política migratoria, que una vez más demostró las profundas divisiones que existen en el seno de los 28 sobre este delicado tema.

Durante uno de los debates a puerta cerrada se produjo un duro choque verbal entre el ministro de Exteriores de Luxemburgo, el socialdemócrata Jean Asselborn, y el ministro del Interior italiano, el ultranacionalista Matteo Salvini.

Salvini criticó que su colega luxemburgués hubiera dicho que Europa necesita inmigrantes ante el envejecimiento de su población.

Afirmó que él prefería trabajar para que los jóvenes italianos y europeas vuelvan a tener hijos en lugar de tener “esclavos africanos” y “recoger a lo mejor de la juventud africana para reemplazar a los jóvenes europeos”. “Cuide su dinero para ayudar a darle de comer a sus hijos”, le espetó el ministro luxemburgués tras recordarle que en su país viven muchos italianos que llegaron allí por razones económicas.

Salvini le respondió diciendo en tono jocoso que mientras Luxemburgo quiere más inmigrantes él prefiere “ayudar a los italianos a hacer más hijos”. Ante ese ataque verbal, Asselborn se sacó frustrado los auriculares para la traducción simultánea y dijo: “¡Y una mierda!”.

La escena fue grabada por un colaborador de Salvini, quien la publicó en su página de Facebook, en una práctica inédita en este tipo de reuniones a puerta cerrada.

Este encontronazo fue ejemplar para demostrar la falta de entendimiento entre los socios comunitarios para enfrentar la migración.

El anfitrión del encuentro, el ministro austríaco, Herbert Kickl, criticó ayer al comisario europeo de Migración, Dimitris Avramópulos, por haber descartado ya como “imposible” que países africanos acojan las llamadas “plataformas de desembarque” para retener migrantes antes de llegar a Europa. “No me parece inteligente que uno de los más importantes portavoces de Europa diga ese tipo de cosas en público”, dijo Kickl en una rueda de prensa junto con Salvini. Según el ministro austríaco, los responsables en África podrían entender “que no hace falta que se esfuercen y asuman sus responsabilidades”.

asiloSalvini, por su parte, anunció que no piensa firmar un acuerdo bilateral migratorio con Alemania, si ese país no tiene “buena voluntad” y le ayuda a cambiar la normativa de Dublín y la operación marítima europea Sofía. La normativa de Dublín establece que un refugiado debe pedir asilo únicamente en el país donde primero accede a la UE, mientras que la operación Sofía tiene como objetivo neutralizar las rutas marítimas de los traficantes de personas en el Mediterráneo.

Pese a la tensión y las criticas, Avramópulos habló ayer de un “buen encuentro” organizado por “su amigo Herbert” (Kickl) y destacó la importancia de este tipo contactos con responsables africanos.

La cita “ha aclarado todos los aspectos para encontrar soluciones comunes”, aseguró el comisario europeo, quien insistió en tratar a los países africanos como “socios” para enfrentar la migración, un tema “que seguirá por muchas décadas más”.

Además de responsables de Interior de la UE estuvieron en el encuentro representante de países africanos, como Marruecos, Libia. Argelia, Túnez, Egipto, Chad y Níger, y de organismos como Interpol o la agencia europea de fronteras, Frontex.

Por otra parte, Kickl propuso ayer que ya en el momento en el que se rescata a inmigrantes en alta mar se realice a bordo de los barcos una primera revisión de quién puede recibir asilo y quién no, una idea apoyada por Salvini. “El objetivo debe ser decidir sobre el asilo fuera de la UE. Es que sólo con mucho esfuerzo y dinero estamos consiguiendo repatriar a la gente si no obtiene asilo”, dijo el ministro austríaco.

El gobierno conservador ultraderechista de Austria, que preside la UE este semestre, defiende que los migrantes interceptados en el mar de camino a Europa sean llevados directamente a “plataformas de desembarco” en el norte de África, idea rechazada por todos los países africanos presentes ayer en la conferencia.

españa

Cooperación con países de origen

Vías legales de migración. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, apostó ayer, en la Conferencia de Seguridad y Migración para ministros de Justicia e Interior organizada por Austria, por cooperar con los países de origen y tránsito de los migrantes, por promover vías de migración legales y por trabajar en la integración. Así, Grande-Marlaska insistió en la prevención como la mejor estrategia contra la inmigración irregular. Por ello, resaltó que la UE debe apoyar a los países del Norte de África en la lucha contra las redes criminales y en el refuerzo de sus capacidades de control de fronteras, según informó el Ministerio del Interior en un comunicado. El ministro recordó que el terrorismo, el crimen organizado y las redes de tráfico de inmigrantes no entienden de fronteras y ha reconocido el esfuerzo que están realizando países como Marruecos, Argelia, Mauritania y Senegal. Si bien, insistió en que necesitan medios para seguir contribuyendo al control de la inmigración irregular y la seguridad.

la frase

heinz-christian strache “la política migratoria de españa es una catástrofe para la ue”

El vicecanciller de Austria y jefe del partido ultranacionalista FPÖ calificó de “catástrofe” para la UE la política de migración de España por haber supuestamente facilitado la llegada de inmigrantes desde África. “El gobierno socialista de minoría en España ha tomado otro curso, y más o menos se han abierto las fronteras allí, lo cual a su vez es una catástrofe para la política de la UE, pero muestra la diferencia política”, resaltó Strache.

las cifras

18.000

Unas 18.000 personas han llegado a Europa por tierra en lo que va de año, siete veces más que en los primeros nueve meses de 2017, según informó la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

6.500

Cerca de 6.500 inmigrantes llegaron a las costas mediterráneas de España en agosto, más de la mitad de las 12.500 que fueron detectadas ese mes en las diferentes rutas abiertas a través del Mediterráneo.