Un zarpazo doloroso

liga asobal el helvetia anaitasuna cosecha su segunda derrota de la temporada tras caer en casa ante el ademar de león, en un partido marcado por la alternancia y la igualdad

Beatriz Equísoain Iraizoz Iñaki Porto - Domingo, 16 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El pivote guipuzcoano Ander Ugarte, presionado por la defensa ademarista al intentar lanzar el balón contra la portería de Biosca.

El pivote guipuzcoano Ander Ugarte, presionado por la defensa ademarista al intentar lanzar el balón contra la portería de Biosca. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

El pivote guipuzcoano Ander Ugarte, presionado por la defensa ademarista al intentar lanzar el balón contra la portería de Biosca.

Helvetia 27

Ademar 28

HELVETIA ANAITASUNA (15+12) Bols (portero), Bazán (6), Etxeberria (3), Krsmancic (4, 2p), Pujol, Barricart y Vaquer (5, 1p) -siete inicial-. También jugaron Salazar (portero), Nantes (5, 2p), Ugarte (1), Borja Méndez, Goñi (1), Gastón (1), Ceretta y Meoki (1).

ABANCA ADEMAR LEÓN (13+15) Biosca (portero), Rodrigo, David Fernández (2), Jaime (5, 1p), Acacio (1), Gonzalo (3) y Carou (1) -siete inicial-. También jugaron Slavic (portero), Juanjo, Simonet (4), Pesic (2), Mosic (5), Vieyra (5) y Carrillo.

Marcadador cada cinco minutos 2-2, 4-2, 7-4, 9-7, 13-11 y 15-13 (descanso);16-18, 19-20, 20-22, 23-24, 25-27 y 27-28 (final).

Árbitros José Antonio Yagüe y Andrés Peñaranda. Excluyeron dos minutos a Bazán (2), Nantes y Meoki, por los locales;y a Carou (2), por los visitantes.

Pabellón Anaitasuna. Unos 700 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria del padre del jugador del Helvetia Krsmancic. Presenció el partido el pelotari navarro Joseba Ezkurdia.

pamplona- El ABANCA Ademar León cambió la dinámica de las últimas temporadas y arrebató al Helvetia Anaitasuna los dos puntos en el primer partido de Liga en La Catedral. Los navarros cayeron por la mínima en un encuentro marcado por las alternativas en el marcador, muy igualado en cuanto a fuerzas y que se decidió en los instantes finales. Una derrota que duele, sobre todo por la actitud guerrera demostrada por el equipo navarro sobre la pista, y por que impide a los de Iñaki Aniz estrenar su casillero de puntos de momento.

Pamplona era una pista maldita para los leoneses en los últimos años. Hasta ayer. Tras la alternancia inicial en el marcador, los navarros abrieron brecha gracias a tres siete metros seguidos -materializados por Krsmancic (2) y Nantes-, que insuflaron aire al cuadro local y que permitieron abrir el camino a ventajas máximas de hasta cuatro goles (7-3, m.13, y 8-4, m.15). El Helvetia se vio sacudido por las exclusiones, en especial las de Antonio Bazán -el mejor del partido tanto en defensa como en ataque-. El Ademar, por su parte, supo recomponerse tras un tiempo muerto solicitado por Guijosa, que le permitió hacerse con un parcial de 0-3 y acortar distancias. Iñaki Aniz rotaba su banquillo, con Salazar alternando en la portería con un Bols bastante acertado, y con un ataque en el que Nantes, Pere Vaquer y Krsmancic o Borja Méndez marcaban los compases. Esto dio un impulso a los locales que, gracias a una vaselina de Miguel Goñi, se iban con dos goles de ventaja (15-13) al descanso.

El inicio de la segunda parte fue clave para las esperanzas del Ademar de León. Guijosa apostaba por Slavic en la portería en detrimento de Nacho Biosca y ello, acompañado por una mayor intensidad defensiva, propició una pronta igualada (16-16, m.34).

Tras un parcial de 1-4, Aniz paraba el partido para plantear una nueva estrategia. Optó por modificar el sistema defensivo, pasando de la 6/0 a la 1/5, apoyada en Ibai Meoki como avanzado, con el fin de parar el juego del rival leonés. Y no le fue mal. Anaitasuna seguía metido en el partido y Bols se lucía en paradas determinantes, como el balón sacado a Juanjo en el uno contra uno tras una contra. A menos de diez minutos para el final, Bazán igualaba el choque (24-24, m.51) y permitía a los suyos seguir vivos y con muchas posibilidades. No obstante, el ímpetu del Helvetia, acompañado por una grada que presionaba, se acabó empañando: con una inoportuna exclusión de Meoki, con el siete metros que Slavic detuvo a Nantes o con la vaselina que el portero ademarista detuvo al lateral brasileño y que hubiese acercado a Anaitasuna a la victoria. El gol de Bazán, a escasos segundos del final, llegaba tarde para el Helvetia, que cosecha su segunda derrota en Liga y que la próxima semana visita al Granollers.

iñaki aniz

“sabíamos que el inicio sería duro”

Entrenador. Iñaki Aniz, técnico del Helvetia Anaitasuna, valoró tras el partido la actitud de su plantilla, a pesar de la derrota. “El equipo ha competido bien”, resaltaba. El preparador navarro destacó el inicio de la segunda mitad, como una de las claves. “Sabíamos que ellos, en esa fase, iban a empujar. No hemos estado acertados en las situaciones de cinco contra seis y en defensa, tampoco. Hemos cambiado al sistema 5/1 y eso ha supuesto un buen revulsivo, nos hemos vuelto a meter más o menos en el partido”, explicó Aniz, quien se mostró algo crítico con la permisividad arbitral en algunos lances del partido. “Los árbitros han dejado jugar más de un minuto y hay cosas que son increíbles. Cuando no hay intención de ir a puerta, la advertencia tiene que ser inmediata y para atrás. Les han dejado jugar”, afirmaba. Aniz reconoció que perder dos partidos seguidos “entraba dentro del guion. Sabíamos que el inicio iba a ser duro y así está siendo”. - B.E.I.