Quique juega de delantero

SEGUNDA DIVISIÓN | EL EXOSASUNISTA SE COLOCA ENTRE LOS MÁXIMOS REALIZADORES DEL TORNEO TRAS SUFRIR UN AÑO GRIS CON Diego Martínez

Javier Saldise - Martes, 2 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Quique, celebrando uno de sus goles.

Quique, celebrando uno de sus goles. (RCDC)

Galería Noticia

Quique, celebrando uno de sus goles.

pamplona- En La Coruña no paran de felicitarse por la adquisición del delantero Quique González. El Deportivo decidió ser generoso con la cartera y abonó a Osasuna por hacerse con sus servicios 1,7 millones de euros, una cifra elevada para lo que se mueve en Segunda, una cantidad nada escandalosa para un equipo como el rojillo, que ha pagado casi eso por algunas adquisiciones -al Almería por el propio Quique, al Cádiz por Aridane-.

Lastrado por las decisiones del anterior entrenador, Diego Martínez, la afición rojilla se tuvo que conformar con ver a un abnegado futbolista de flanco izquierdo, con calidad innegable y pulmones siempre llenos, que se perdió por esa zona, demasiado alejado de la portería como para reivindicar sus dotes de goleador. La consecuencia fue que se quedó en cuatro goles tras 42 partidos y que, en mucho de ellos, sólo se vio un futbolista esforzado, limitado, poco feliz.

El Deportivo, ha quedado claro, no ha fichado a un hombre para el perfil escorado de los zurdos -el entrenador es Natxo González-, sino que ha contratado a un delantero y así le va. En tan sólo siete jornadas, Quique ya supera en dos goles la cifra que logró la pasada temporada con Osasuna en 42 partidos.

Frente al Nástic (1-3), sumó su segundo doblete consecutivo, lleva ya seis tantos -cuatro de ellos a domicilio, también dos de penalti- y comanda la tabla de goleadores junto a Rubén Castro (Las Palmas) y Enric Gallego (Extremadura). Para el técnico del Deportivo, no había dudas acerca de las habilidades del jugador. “Es uno de los dos o tres mejores delanteros de la categoría, ofrece muchas cosas. Un gran trabajo, es sacrificado, rápido, capaz de dar continuidad al juego y tiene gol… Casi nada”, afirmaba Natxo González el día de su contratación.

En La Coruña ya comienzan a dar por buena la inversión por el atacante y algunos medios hablan de él como una versión del Rey Midas: balón que toca, balón que marca. La comparación de su rendimiento en Osasuna lleva camino de no ser en absoluto soportable, porque queda toda la campaña por delante. De hecho, Quique vivió en el conjunto navarro un particular agujero negro en cuanto a su rendimiento como realizador. Tras dos temporadas fantásticas con el Almería, en las que firmó sumando ambas más de treinta goles, a las órdenes de Diego Martínez sólo concretó una cifra testimonial. Sólo cuatro goles, un mal recuerdo, lo que tiene jugar recluido en una banda. los datos

Jugador en madurez. Quique González Casín nació en Valladolid el 16 de mayo de 1990, tiene 28 años.

Dinero para Osasuna. El delantero firmó por Osasuna para cinco temporadas procedente del Almería, pero sólo cumplió una al recalar en el verano pasado en el Deportivo. El conjunto gallego pagó 1,7 millones al club navarro.

Agujero rojillo. El atacante vivió una agujero de rendimiento en Osasuna, donde anotó sólo cuatro goles tras dos campañas exitosas en el Almería.

TRAYECTORIA

Sus últimas temporadas

2013-14 Guadalajara (2ªB) 38 partidos/24 goles

2014-15 Almería (Primera) 3/0

2014-15 Racing (Segunda) 19/4

2015-16 Almería (Segunda) 40/15

2016-17 Almería (Segunda) 41/16

2017-18 Osasuna (Segunda) 42/4

Últimas Noticias Multimedia