Silbidos

Lo que espera el fútbol

Por Manuel Osorio - Miércoles, 3 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

en un partido de fútbol se producen infinidad de situaciones diferentes que el árbitro tiene que valorar a la luz de las Reglas de Juego, casi todas ellas son de escasa trascendencia y el árbitro las tramita con general acierto y sin que de ellas quede ninguna huella.

Ocurren algunas otras jugadas, pocas, que por su trascendencia o mayor dificultad técnica marcan el devenir del partido e incluso se reflejan en los comentarios de los medios de comunicación y en las tertulias de los aficionados, en estas situaciones el árbitro toma decisiones basadas en sus conocimientos reglamentarios y su capacidad de apreciación convenciendo a unos y contrariando a otros.

Pero dentro de la enorme maraña de situaciones que se producen en nuestro deporte aparecen, de vez en cuando, momentos de muy difícil catalogación, donde el árbitro se ve obligado a “mojarse” en jugadas no contempladas específicamente en las Reglas de Juego. Relacionado con estas últimas situaciones encontramos en la introducción del texto reglamentario de Internacional Board el siguiente párrafo que reproduzco de manera textual:

Las Reglas no pueden abarcar toda situación posible;cuando no existe una disposición específica en las Reglas, el IFAB espera del árbitro que tome una decisión conforme al espíritu del juego, lo que suele implicar hacerse la pregunta: “¿Qué quiere/espera el fútbol?”

Me parece que esta afirmación tiene cierta trascendencia, deja sentado que el árbitro, además de ser un profundo conocedor de las Reglas, debe imbuirse de su espíritu, de modo que sea capaz de aplicarlo allí donde la letra de lo reglamentario no llegue.

Por supuesto este concepto no respalda saltarse a la torera lo previsto en las Reglas por desconocimiento o comodidad, se refiere más bien al uso del sentido común.

Vocal de Formación y Relaciones Sociales del Comité Navarro de Árbitros de Fútbol.