El Bellas Artes de Bilbao propone un “atrevido” alfabeto para redescubrir su colección

La exposición con la que celebra sus 110 años ha sido comisariada por Kirmen Uribe

Jueves, 4 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Una mujer observa una de las renovadas salas del museo bilbaíno. Fotos: Luis Tejido (Efe)

Una mujer observa una de las renovadas salas del museo bilbaíno. Fotos: Luis Tejido (Efe)

Galería Noticia

Una mujer observa una de las renovadas salas del museo bilbaíno. Fotos: Luis Tejido (Efe)Otra de las salas donde se ha reubicado la colección.

bilbao- Las renovadas y rejuvenecidas salas del edificio antiguo del Museo de Bellas Artes de Bilbao mostrarán al público a partir de este sábado una “atrevida” exposición de las obras de su colección para celebrar el 110º aniversario de su fundación. La muestra, titulada ABC. El alfabeto del Museo de Bilbao, exhibe la “riqueza” y “diversidad” de las más de 14.000 obras que atesora la centenaria pinacoteca a través de una selección de 300 piezas de más de 200 autores, explicó el director, Miguel Zugaza, en la presentación tanto de la exposición como del resultado de la reforma de sus salas, cuyo coste “no ha superado el millón de euros”, precisó.

La exposición ha sido comisariada por el escritor vizcaíno Kirmen Uribe, muchas de cuyas novelas comienzan en el museo y quien ha construido para la ocasión un nuevo relato a través de las 28 letras del abecedario latino, extendido con tres fonemas del euskera como son la ts, la tx y la tz, en vez de atenerse al clásico orden cronológico o estilístico. De esta forma, Uribe ha agrupado y mezclado, de forma “atrevida”, “original” y en ocasiones irónica, obras de arte antiguo con piezas contemporáneas. También se han mezclado obras de autores consagrados, como El Greco, Gauguin, Cranach El viejo, Bacon, Regoyos, Rivera, Duchamp y Murillo, con autores vascos “locales pero universales” como Chillida, Oteiza, Zuluaga, Ibarrola, Zubiarrue, Zumeta, Badiola o Ángel Bados. “Esta mezcla de autores vascos con otros nacionales e internacionales es lo que le da un punto especial a esta exposición”, precisó.

Uribe destacó la “libertad” que ha tenido para organizar la muestra y para agrupar obras clásicas con contemporáneas bajo conceptos provenientes del español, del euskera, del inglés y del francés, como hierro, tierra, quiet (tranquilo), grotte (gruta) y kirol (deporte), entre otros. Y apuntó que ha sido “muy respetuoso” con “la obra que hay en la colección y con el trabajo que han hecho durante 110 años quienes nos precedieron;nosotros aquí no hemos ido de revolucionarios ni de adanistas”, dijo. “Esto es una continuidad de lo que se ha hecho en este museo, una nueva lectura de la colección”, agregó el comisario.

nuevos vecinosUribe remarcó que la reforma ha permitido agrupar obras contemporáneas con otras clásicas “que es como si estuviesen ya aburridas de estar siempre con los mismos cuadros al lado y ahora lucen contentas por haber podido cambiar de vecino. Así, “Zubiaurre está con Delaunay, Murillo con Oteiza, Zuloaga con Bacon, Goya con Peio Irazu, El Greco con David Hockney, Duchamp con Durrio, con lo que se logran unos nuevos diálogos entre las obras que son muy propicios”, remató. - Efe